«Harry Potter y la Orden del Fénix» (David Yates, 2007)

Una de las pegas más grandes de la serie Harry Potter es que nadie puede evitar ya las comparaciones. Los ávidos lectores de los libros de la Rowlings, que somos legión los comparamos con las películas, las películas se comparan entre sí y se valoran en relación al resto de la actualidad cinematográfica. Es lógico por otro lado, pero me da la sensación que esto ocurre porque no se ha llegado a acertar del todo y eso que absolutamente nadie puede imaginarse ya a los personajes sin el rostro de los actores…

«Spiderman 3» (Sam Raimi, 2007)

El pasado viernes acudí, junto a Mañik y Zangol, a la primera sesión de Spiderman 3, más que nada porque los tres somos un poco frikies y porque… ¿por qué esperar para ver de nuevo a Peter?