Hace mucho tiempo, en un país muy lejano, vivía una bellísima joven de alma pura que, a causa de una traición, endureció su corazón hasta convertirlo en piedra. Este es el principio de la historia jamás contada de Maléfica, una de las villanas más emblemáticas de Disney y la malvada bruja que hechizaba a Aurora en “La Bella Durmiente“. Y con el bellísimo rostro de una Angelina Jolie… muy muy mala.

 

Walt Disney Pictures nos presenta la historia jamás contada de Maléfica, la villana más querida de Disney del clásico animado del año 1959 “La Bella Durmiente”, que en esta ocasión cuenta con actores reales. Dirigida por el director novel Robert Stromberg, a partir de un guión de Linda Woolverton, la película está protagonizada por Angelina Jolie en el papel de Maléfica, Sharlto Copley, Elle Fanning, Sam Riley, Imelda Staunton, Juno Temple y Lesley Manville.

Maléfica es una hermosa joven con un corazón muy puro que pasa una infancia idílica en un pacífico reino del bosque, hasta el día en que un ejército ataca su tierra y pone en peligro su armonía. Maléfica se convierte en la mayor protectora de su reino pero, tras sufrir una cruel traición, el corazón se le va endureciendo hasta convertirse en piedra. Obsesionada con la venganza, Maléfica inicia una épica batalla con el sucesor del rey invasor y lanza una terrible maldición contra su hija, la recién nacida infanta Aurora. 
Aurora es una niña curiosa y reflexiva que establece un vínculo con la naturaleza que sólo puede competir con el de Maléfica. Pero a medida que crece, Aurora se ve atrapada en un terrible conflicto entre el reino del bosque que ha aprendido a amar y el reino humano que representa su legado.
A medida que la niña va creciendo, Maléfica se da cuenta de que Aurora tiene la llave para lograr la paz en el reino, y quizá también para lograr la verdadera felicidad de Maléfica.

“Maléfica” (“Maleficent”) se estrena en nuestro país este próximo viernes, y con ella podremos añadir una nueva muesca a esta moda reciente que nos ha traído a la gran pantalla a Blancanieves, Hansel y Gretel, el Mago de Oz, la Cenicienta o la Caperucita Roja, pero en carne y hueso en lugar de dibujos animados.

{youtube}iYoSQHoR5mE{/youtube}