La inspiración de los guionistas de cine tiende a cero. Los últimos años parece que carecen de ideas y que todo el material que crean son remakes, reboots de películas de los años ochenta y noventa, adaptaciones cinematográficas de series de televisión, de cómics (buenos y malos), bestsellers literarios, precuelas o secuelas de franquicias… Son pocos los que son capaces de dar forma a historias originales.

«El ecualizador» era una serie de televisión de los años ochenta, dirigida por James Neilson y protagonizada por el británico Edward Woodward, sobre el clásico justiciero solitario que ayuda a personas indefensas que están amenazadas por empresas poderosas que ponen en peligro sus vidas, que ya usaron «El Equipo A», «McGyver» o «El coche fantástico» de forma más o menos parecida.

Ahora «The Equalizer» es una película de Antoine Fuqua, protagonizada por Denzel Washington (que ya trabajó con Fuqua en «Training Day», por la que fue galardonado con un Óscar) Chloë Grace Moretz, Melissa Leo, Bill Pullman, Robert Wahlberg, Marton Csokas y Haley Bennett, entre otros, sobre un oficial de las Fuerzas Especiales retirado se ve envuelto en un enfrentamiento con la mafia rusa después de proteger a una joven prostituta secuestrada por la banda de malvados villanos.

Su estreno está fijado para el 26 de septiembre.

{youtube}WpOINF4f27k{/youtube}