No, es cierto que Nicolas Cage no es santo de mi devoción. Para ser sincero mis sentimientos hacia el actor norteamericano se acercan más al desprecio absoluto que a la sonrisa fugaz en la comisura de los labios. No soy el único, es evidente, y de hecho creo que somos una inmensa mayoría pero también es cierto que hay firmes defensores del sobrino de Francis Ford Coppola y su singular capacidad de elección de los proyectos en los que se involucra. Singular por no decir excéntrica…

Un actor aceptable con una capacidad incomparable para elegir papeles malísimos en películas infumables y, pese a ello, sobrevivir. Nicolas Cage, infatigable, sigue encadenando trabajos sin pausa y, esperamos, que en esta ocasión acierte. Y es que el sobrino de Francis Ford Coppola es, quizás, el actor más prolífico de Hollywood, pero la mayoría de ellas son mediocres,… y el resto insufribles thrillers de acción que no duran ni una semana en cartelera y que deberían irse directas al mercado del DVD. Dijimos lo mismo de «Bajo amenaza», de «El Pacto», de «Contrarreloj», de «Ghost Rider 2: Espíritu de Venganza», y de tantas otras más, y no nos equivocábamos. Pero, pese a ello, Nicholas Cage es eterno y sigue haciendo decenas de películas cada año. Del actor que en los años ochenta se atrevió con «El beso del vampiro», «Hechizo de Luna», «Arizona Baby», «Corazón Salvaje» o «Birdy», que ganó un Óscar por su papel de alcohólico en «Leaving Las Vegas», ya no queda nada.

En «Tokarev», el debut del director español Paco Cabezas («Aparecidos», «Carne de neón») en Hollywood con guión de Jim Agnew y Sean Keller, conoceremos a Paul Maguire, que lleva una vida maravillosa, envidiable desde cualquier punto de vista. Es un hombre de negocios de éxito y un pilar en su comunidad. Su mujer, Vanessa, es inteligente y atractiva. Su matrimonio se basa en el amor, en el respeto mutuo y en una gran dosis de pasión. Su hija Caitlin es una estudiante excelente, es inteligente y está muy unida a su padre. Ahora Paul lleva una buena vida, pero… el pasado de una persona nunca muere de verdad, tampoco el suyo.

Protagonizada por Rachel Nichols, Max Ryan, Peter Stormare, Michael McGrady, Aubrey Peeples y Danny Glover, la película ha llegado este fin de semana a nuestras pantallas.

{youtube}0aVn1mDOaRs{/youtube}