La respuesta social al poder establecido está de moda. Anonymous, la máscara de Guy Fawkes de «V de Vendetta», los grupos anarquistas y antisistema, Wikileaks, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, los Indignados,… y el mundo del cine, tarde o temprano, tenía que hacerse eco de ellos y sus legítimas reivindicaciones.

En estos momentos, si nada no ha cambiado en las últimas horas, el fundador de Wikileaks Julian Assange sigue recluído en la embajada de Ecuador en Londres. Traidor para algunos, un héroe capaz de desvelarle a la ciudadanía aquella información confidencial que tiene derecho a conocer para la mayoría, el personaje Julian Assange ha terminado por superar a la persona y pronto llegará a la gran pantalla una película, dirigida por Bill Condon («Dioses y monstruos», «La saga Crepúsculo: Amanecer. Parte 2»), sobre este activista australiano que puso en jaque a los gobiernos más poderosos del mundo, con los Estados Unidos al frente. Es «El quinto poder» («The fifth power»), basada en el libro «Inside WikiLeaks: My Time With Julian Assange At The World´s Most Dangerous Website» escrito por Daniel Domscheit-Berg (mano derecha de Assange y portavoz de Wikileaks hasta que se pelearon), protagonizada por el ascendente Benedict Cumberbatch (la serie de televisión de la BBC «Sherlock», «Star Trek 2: En la oscuridad»), junto a Daniel Brühl, Carice Van Houten, Stanley Tucci, Laura Linney, David Thewlis y Alicia Vikander, entre otros.
«El quinto poder» nos explicará los inicios de Julian Assange y su Wikileaks, el crecimiento de la controvertida plataforma a raíz de la filtración de los papeles del soldado estadounidense Bradley Manning y la persecución por parte de los EE.UU., y llega a la cartelera en octubre.

{youtube}ZT1wb8_tcYU{/youtube}