A mediados de Julio llegará a los cines una película de producción nórdica que recoge y adapta a la gran pantalla la reciente tradición (¿o moda pasajera?) del género negro escandinavo que encumbró la trilogía «Millenium» de Stieg Larsson, que fueron publicadas después de su muerte. Es «El Hipnotista» de Lasse Hallström, que traslada al celuloide el bestseller homónimo de Lars Kepler.

Un director con cierto reconocimiento internacional como Lasse Hallström («Un lugar donde quedarse», «La pesca del salmón en Yemen», «Las normas de la casa de la sidra») vuelve a su Suecia natal tras veinticinco largos años de ausencia para trasladar a la gran pantalla el bestseller internacional de Lars Kepler «El Hipnotista». Protagonizada por («Casanova», «Chocolat», «Mr. Jones», la serie de televisión «Alias»), Mikael Persbrandt («El Hobbit: un viaje inesperado», «Stockholm East», «En un mundo mejor») y Tobias Zilliacus («Iris», «One foot under», «Beyond enemy lines»), la película cuenta como tras la brutal masacre de una familia de las afueras de Estocolmo, el comisario de la policía judicial Joona Linna cuenta con un testigo ocular: el hijo adolescente de dicha familia, que a duras penas logró sobrevivir y no se puede expresar por medios convencionales. Pero cuando la hermana mayor del joven desaparece misteriosamente y todo apunta a que pueda convertirse en el próximo objetivo del asesino, el comisario Linna deberá convencer a un hipnotizador puesto en entredicho, Erik Maria Bark, para que rompa su juramento de no volver a practicar jamás la hipnosis e intente acceder al chico, iniciando así un peligroso viaje a la insondable oscuridad del inconsciente humano.

{youtube}nacVn9imsdw{/youtube}