Ridley Scott es un tipo peculiar dentro de la industria del cine, capaz de lo mejor y de lo peor, responsable de algunas de las películas más emblemáticas de la historia del séptimo arte pero sin un solo Óscar sobre su chimenea, director de películas taquilleras pero sin el apoyo de la crítica especializada. Con «El consejero» intentará salir del espiral que le aleja de esos galardones que te compra un lugar en la eternidad.

Tanto Steven Spielberg como Martin Scorsese consiguieron salir de cierto encasillamiemto que los señalaba como grandes directores, merecedores de los mayores elogios y de respuestas efusivas por parte de la taquilla en todo el mundo, pero que no eran considerados ‘dignos’ de recibir el mayor de los honores de Hollywood: un Óscar. Ridley Scott quiso seguir su senda, pero no lo consiguió.
Como ellos, Ridley Scott es también un cineasta único y visionario, aunque infravalorado e injustamente tratado por Hollywood, y es responsable de dos obras maestras del cine contemporáneo como «Alien» y «Blade Runner», que dieron forma a un nuevo género y son merecidas películas de culto imitadas y homenajeadas hasta la saciedad. Pero en su curriculum se mezclan de forma desordenada e incomprensible los éxitos y los fracasos, las joyas y los detritus, donde destacan títulos como «Los duelistas», «Legend», «Black rain», «Gladiator» o «Black Hawk Down» que cualquier director hubiera soñado con incorporar a su carrera cinematográfica. Ninguno de ellos, lamentablemente, a la altura de «Alien» y «Blade Runner».
Tras el inesperado fracaso de «Prometheus», Scott ya tiene nuevo proyecto en marcha, «The counsellor», con un reparto de lujo encabezado por Michael Fassbender, Brad Pitt, Cameron Diaz, Penélope Cruz y Javier Bardem a los que acompañan John Leguizamo, Goran Visnjic, Bruno Ganz, Natalie Dormer, Rosie Perez o Bruno Ganz.
A partir de un guión de Cormac McCarthy («La carretera», «No es país para viejos»), «El consejero» cuenta como un respetado abogado del suroeste de Estados Unidos se intenta involucrar en el turbio negocio del tráfico de drogas sin ensuciarse, pero la situación no sale como él esperaba.

{youtube}lUbsCEAbMIE{/youtube}