Hay algunas tramas argumentales que, explicadas en un par de frases, parecen muy sugerentes y con un gran potencial: un fiscal atropella a alguien y se da a la fuga, y más adelante ve obligado a juzgar a un delincuente común al que se acusa de la muerte. Esta interesante premisa es la de “Duda razonable” de Peter P. Croudins, pero cuando en el trailer empiezan a añadir piezas al puzzle, la cosa se complica y se deshace como un terrón de azúcar en el café.

En “Duda razonable” (“Reasonable doubt”) nos cuentan como un fiscal de distrito se ve implicado en un atropello mortal del que huye pensando que no hay testigos. Un criminal común es arrestado y culpado de su delito y, para no cargar con la culpa, absuelve al delincuente injustamente acusado. Hasta este punto el argumento de la película del director debutante Peter P. Croudins y escrita por Peter A. Dowling (“Plan de vuelo: Desaparecida”) tiene su interés, pero la trama se complica: poco después el fiscal descubre que el criminal al que ha absuelto fue testigo del accidente y, además, es un asesino en serie que, gracias a él, ahora está en la calle.
Protagonizada por Dominic Cooper, Samuel L. Jackson, Erin Karpluk, Gloria Reuben y Ryan Robins, el estreno de “Duda Razonable” está previsto para el próximo més de marzo en los EE.UU.

{youtube}TKweGDinS7I{/youtube}