En la Colección Novelas Gráficas que editan conjuntamente ECC y Salvat caben toda suerte de títulos más o menos importantes dentro del Universo DC. La inmensa mayoría está en otros formatos, pero de vez en cuando salta la sorpresa, como en este número, donde una serie limitada de Plastic Man hace su aparición, inédita hasta ahora en castellano.

"Plastic Man: A la fuga" (Kyle Baker y Jack Cole, ECC Cómics)Plastic Man: A la fuga (Colección Novelas Gráficas núm. 51)
Edición original: Plastic Man núms. 1 a 6 USA, Police Comics núm. 1 USA
Guión: Kyle Baker, Jack Cole
Dibujo: Kyle Baker, Jack Cole
Color: A color
Formato: Libro cartoné, 160 págs. a color.
12,99€

Publicado originalmente en Plastic Man núms. 1 a 6 USA, de febrero a julio de 2004. Plastic Man, con ayuda de su compañero Woozy Winks, se mete en un buen lío cuando su no tan inocente pasado como Anguila O’Brian vuelve para atormentarlo. ¡Incriminado injustamente, Plas se ve obligado a darse a la fuga! ¿Podrá el miembro más flexible de la JLA sacar la verdad a la luz antes de que algún ser querido resulte herido?

Publicado originalmente en agosto de 1941. Durante un atraco a la planta química Crawford, el gánster de poca monta Anguila O’Brian se empapa con el contenido de un tanque de ácido. Al despertarse con nuevos y elásticos poderes, decide cambiar de vida y perseguir a los criminales para los que una vez trabajó.

"Plastic Man: A la fuga" (Kyle Baker y Jack Cole, ECC Cómics)Plastic Man A LA FUGA contiene los primeros seis números de la serie Plastic Man que DC publicó de febrero a julio de 2004 con guion y dibujos del singular Kyle Baker, todo un enfant terrible de los cómics americanos. Además, la primera aparición del personaje en POLICE COMICS #1 de agosto de 1941 también tiene cabida en este tomo. Fue una publicación de Quality Comics de M. Arnold, y su creados fue Jack Cole, un gran autor americano que iría adaptando su estilo cómico a las vivencias del personaje a lo largo de los números. En los años 50 la editorial quebró y muchos de sus personajes los adquirió DC. Fue bajo esta marca donde retornaría el personaje en House of Mystery #160 (Julio de 1966). Tras protagonizar muchas miniseries en los 70 y en los 80, y hacer su aparición en Crisis en Tierras Infinitas, el guionista Grant Morrison le dio más importancia en el Universo DC concediéndole un puesto en su Liga de la Justicia de finales de los 90 (JLA #16). Desde entonces hasta hoy en día, son muchas sus descacharrantes intervenciones con el grupo estrella de la editorial.

El origen del superhéroe, que es relatado tanto en la miniserie como en su primera aparición, es bastante simple: un ladrón de bancos llamado Anguila O´Brian al que sus compinches de banda dejan tirado tras ser descubiertos robando en una planta química, es salpicado por productos líquidos plásticos. Tras huir se refugia en una especie de monasterio llamado Remanso Paraíso, donde un benévolo monje le cuida y le convence para adoptar la vía de los buenos. En este lugar descubrirá sus poderes elásticos, y tomará la iniciativa de dedicarse al bien, infiltrándose en bandas de atracadores gracias a su habilidad de adoptar diferentes rostros.

Kyle Baker es un dibujante, guionista y animador de dibujos animados neoyorkino nacido en 1965, ganador de los premios Eisner y Harvey. Comenzó su carrera entintando a otros autores en Marvel, y pronto hizo su propia carrera publicando en Vertigo de DC títulos tan excelsos como Por qué odio Saturno, You are here o King David, entre muchas otras.

"Plastic Man: A la fuga" (Kyle Baker y Jack Cole, ECC Cómics)Kyle Baker aportó su estilo personal y geniales ideas a la serie que nos ocupa durante 20 números. Espero que los 14 restantes vean la luz en castellano muy pronto. El estilo de dibujo tiene influencias de clásicos como Tex Avery y más modernos, como John Kricfalusi, el creador de Ren y Stimpy y cientos de cortos por internet, y con un estilo muy similar al de Baker.  Parece que cómic haya sido dibujado en un programa de animación de ordenador o en el ya defenestrado Flash, pues usa colores planos, líneas muy finas, colores muy vivos con fondos fijos como cualquier cartoon de calidad de los que se veían por internet hace unos años, en el canal de John K. Así mismo la narración imprime ese toque demencial de este estilo de cortos, hoy en día tan explotado en series como Bob Esponja, Tito Yayo y cientos más. Aparte de la expresividad de los personajes y de su narrativa alocada, donde más destaca esta serie es en su elaborado guion, donde nada es dejado al azar y hasta los personajes secundarios tienen su voz (y alguna vez usan más la cabeza que los protagonistas). No les quiero destripar el argumento ni las apariciones especiales, ya que saber detalles podría fastidiar las sorpresas de la intrincada e hilarante trama. La lectura de este recomendable cómic se convierte en una de las experiencias más divertidas que recuerdo. Los gags dan en el clavo y son brillantes, al estilo de los mejores comediantes del Hollywood clásico.

Quizás esta serie haya pasado desapercibida en USA, pero les aconsejo que aprovechen la oportunidad que nos brinda ECC/SALVAT de hacerse con este tomo (ya sé que el lomo forma un dibujo con el resto de la colección, pero eso es lo de menos), y pedir que hagan un integral con la serie entera. Además, el volumen incluye algunas portadas, ya que faltan unas cuantas, y bocetos del autor, además de los textos explicativos de rigor.

Les aseguro que se reirán con las andanzas del Plastic Man de Kyle Baker y si no se ríen es que están cadáver.