“Perdidos en el Ártico” es una historia real sobre la amistad, el amor y el grandísimo poder del compañerismo. Es la gesta de dos hombres que demostraron que Groenlandia es una isla, después de luchar con todas sus fuerzas por sobrevivir en condiciones meteorológicas extremas.