Último tomo en España de la etapa de Ninjak de Matt Kindt (y de la cabecera actual). Contra las cuerdas, Ninjak deberá ¿aliarse? con las Siete Sombras para acabar con uno de los villanos más temibles del Universo Valiant: el Maestro Darque.

Ninjak. Las siete espadas del Maestro Darque
Edición original: Ninjak 22-27 USA
Guión: Mark Kindt, Kevin Maurer
Dibujo: CAFU, Mark Lanning, Stephen Segovia, Ryan Lee, Ulises Arreola, David Baron
Color: Ulises Arreola
Formato: Libro cartoné, 160 páginas. A color
14, 95€

El Maestro Darque, sádico señor de la muerte y la resurrección, anhela ser libre de nuevo, pero antes debe pelear por su vida. Sus poderes se han debilitado y todos sus enemigos lo saben. Ahora, la antigua pupila de Darque y despiadada archienemiga de Ninjak, la letal asesina conocida como Roku, ha reunido de nuevo a las Siete Sombras con el único propósito de acabar por fin con Darque. Y lo único que sostiene su frágil alianza es un misterioso benefactor… alguien que también responde al nombre de Darque. Todo ha conducido aquí… Ninjak y el Maestro Darque se enfrentarán en una espiral de muerte, destrucción y fuego infernal

La actual etapa de Ninjak en solitario empezó con el personaje yendo uno por uno a por los criminales conocidos como Las Siete Sombras, así que tiene sentido que termine con ellos. Sin embargo, Matt Kindt acierta añadiendo un elemento novedoso a la mezcla, al hacer que Ninjak se deba aliar con sus enemigos para derrotar a un enemigo común.

Mediante el enfrentamiento con Darque, el guionista entrega otro arco frenético repleto de acción como nos tiene acostumbrados en la cabecera, pero con un componente dramático al estar presente Roku, el antiguo amor fallecido de Ninjak resucitada por Darque para convertirse en una máquina de matar sin recuerdos de su vida anterior.   A pesar de contar con elementos propios del género, Ninjak no es una historia de superhéroes propiamente dicha así que eso añade un punto de imprevisibilidad a este final. Kindt juega con la moralidad del protagonista para ofrecernos una conclusión trepidante pero agridulce.

En el apartado artístico, sin duda el más espectacular es el del número que abre el tomo. Se trata de un número mudo a excepción de un par de frases al final, preludio al resto del arco argumental, que deja que el arte de CAFU y el color de Ulises Arreola se luzcan en todo su esplendor. En el resto del tomo Stephen Segovia y Mark Laming entre otros realizan un trabajo bastante competente, con fluidez en las escenas de acción.

El tomo se completa con una historia a cargo de David Maurer, autoconclusiva pero con futuras ramificaciones en el Universo Valiant, y la promesa de que Ninjak volverá en Rapture, una historia compartida con Shadowman (personaje que curiosamente también se enfrentó al Maestro Darque con anterioridad) escrita por el propio Kindt. Como extras, incluye varias portadas alternativas reproducidas a página completa o a menor tamaño y páginas del tomo sin colorear.

En definitiva, Matt Kindt no ha defraudado en absoluto en su final de etapa, con un arco de cierre que tiene al lector en vilo página tras página y consecuente con lo planteado anteriormente en la misma. El futuro de Ninjak está el anteriormente mencionado evento Rapture y una nueva serie regular, Ninja-K. Y estoy seguro de que Medusa Comics nos los traerá en las mejores condiciones posibles como nos tiene acostumbrados.