Sacro Gra” del italiano Gianfranco Rosi fue la sorprendente (por discutible y decepcionante) película ganadora del Léon de Oro de la 70a edición de la Mostra de Venezia, elegida por el jurado presidido por el ilustre Bernardo Bertolucci. El griego Alexandros Avranas obtuvo el premio al mejor director por “Miss Violence“.