Minotauro continua explorando el mercado anglosajón de fantasía adulta y en esta ocasión nos presenta la trilogía “La Marca del Cuervo“, y su primera entrega “Blackwing” que firma Ed McDonald. Un libro interesante que promete emocionantes aventuras.

Blackwing / La Marca del Cuervo 1
Ed McDonald
ISBN: 9788445004951
336 páginas
Rústica con solapas
17.95 €

La Miseria es tierra de nadie: una peligrosa y corrupta frontera entre la República y los Reyes de las Profundidades. Cuando los traidores, ladrones y espías tratan de burlar a la autoridad, van a parar a la Miseria. El trabajo del capitán Ryhalt Galharrow es, siempre que no hayan sido presa de las retorcidas criaturas que habitan en sus cambiantes y contaminadas arenas. Hay una paz tensa, incluso para un hombre de la experiencia de Galharrow. Pero es un lugar necesario, porque la única defensa de la República contra los Reyes de las Profundidades es la «Máquina» de Punzón, un arma de poder incomparable que protege las fronteras del desierto, siempre y cuando no empiece a fallar…

Blackwing, la primera entrega de la trilogía La Marca del Cuervo, no es un libro sencillo de abordar, de hecho las primeras decenas de páginas se me hicieron ciertamente cuesta arriba conforme Ed McDonald nos deja caer en la Miseria y, con pocas explicaciones, nos mete de lleno en la acción para conocer a los personajes protagonistas del libro y, poco a poco, irnos informando sobre lo que debemos conocer para centrar la mente en la trama y dejarnos absorber por la acción y el misterio. Porque Blackwing tiene misterio, desde luego, uno que McDonald nos presenta y que sirve para encajar todas las piezas… al final del mismo.

Con esto os quiero decir que aunque Blackwing es un buen libro de fantasía adulta también es uno en el que cuesta entrar, no es accesible para todos los públicos y quizás sea recomendable tener cierto bagaje con la fantasía antes de adentrarse en él.

Blackwing nos presenta un mundo en el que unos series similares a demonios de gran poder se han apropiado de gran cantidad de la tierra disponible y la humanidad sobrevive en unas pocas ciudades protegidas por la Máquina de Punzón, del que nadie conoce su funcionamiento, y de los enigmáticos Sin Nombre. El capitán Ryhalt Galharrow es el protagonista del libro, un hombre que lo ha dejado todo atrás, que ha pactado con Pata de Cuervo, uno de los Sin Nombre, y que ahora tendrá el destino de la guerra en sus manos a la vez que se reencuentra con un antiguo amor convertida en Tejedora de magia.

Diferentes portadas de Blackwing

McDonald nos hace emprender una ardua tarea a la hora de descifrar el enigma en torno a la Máquina de Punzón a la vez que nos permite ver destellos de la vida del capitán Galharrow, absoluto protagonista, en los que se explica por qué y cómo ha llegado a ser uno de los Blackwing y qué significa pertenecer a esa hermandad.

En líneas generales estamos ante un libro de presentación de personajes y escenario que prepara el terreno para lo que vendrá después de, eso sí, darnos a probar un épico final con el que atrapar al lector.

Personalmente me costó entrar en el mundo de Blackwing y es que el autor salta directamente a la acción para ir explicando sobre la marcha qué es la Miseria y por qué es tan peligrosa para los humanos para, acto seguido, ir desvelando detalles vitales de la trama con la que, por fin, podamos ponernos al día. Me costó entrar, pero una vez que entras la trama te arrastra.

En definitiva, como inicio de la trilogía La Marca del Cuervo, Blackwing es un libro interesante y ameno que preludia unas continuaciones apasionantes.