Ambientada en Galicia en el siglo XV, «La espada de San Eufrasio» relata unos hechos terribles acontecidos en una aldea de campesinos que viven expoliados por los señores feudales, en connivencia con la iglesia. Diábolo Ediciones publica esta historia en dos volúmenes, siendo «La aldea maldita» el primero de ellos.

Galicia, 1464. En los años previos a la revuelta popular irmandiña, los campesinos viven sumidos en la miseria mientras los señores feudales expolian el territorio, en connivencia con la Iglesia. Enfrentados en una guerra sorda de todos contra todos, palacios y conventos son un semillero de intrigas, mientras el Camino de Santiago, otrora un río de dinero, está paralizado. Atrapada en esta vorágine, una familia de campesinos es obligada a enfrentarse a la tiranía señorial y sumergirse en una espiral de violencia para mantener su juramento de recuperar su casa y vengarse de quienes se la arrebataron. La Espada de San Eufrasio. La aldea maldita es una historia medieval de lucha por la supervivencia de un pueblo atrapado entre intrigas políticas, ambiciones desmedidas, violencia desatada y sometido a un expolio permanente, La protagonista de esta historia, en la que la ficción se mezcla con los hechos históricos reales, es la familia de Rosendo, un campesino al que arrebatan sus escasas posesiones y obligan a convertirse en un fuera de la ley empeñado en mantener su juramento de recuperar un día su casa y vengarse de quienes se la arrebataron. La aldea maldita es el desgarrado y violento inicio de una serie que narra la lucha contra la tiranía, en una Galicia convertida en escenario de las guerras continuas entre los señores feudales, la iglesia y el Rey. Un país reproducido con afán de fidelidad histórica y espíritu de aventura, en el que los campesinos se convierten en bandidos, donde todos compiten por el control del flujo de riquezas que viaja por el Camino de Santiago. Una sociedad que acabará saltando por los aires en el terremoto social que supuso la Revuelta Irmandiña, la mayor revuelta europea de todo el siglo XV, que dos años después asolará el país de punta a punta, derribando numerosos castillos feudales y haciendo tambalear el poder de la nobleza.

El texto que introduce al cómic nos cuenta que en el año 1464 los campesinos viven sumidos en la miseria, las villas carecen de recursos y están indefensas pues no tienen representación en las cortes del reino. Enrique IV, el Impotente, es quien reina desde Castilla sobre estos territorios, pero lo hace de mala manera y de espaldas a las miserias que acontecen en las lejanas tierras del noroeste. Esto provoca las rencillas entre los nobles gallegos, que viven enfrentados en una guerra de todos contra todos. El Conde de Lemos, Pardo De Cela, Los Sotomayor, Los Andrade, los Sarmiento, Los Moscoso y los obispados de Tuy, Ourense y Santiago están envueltos en una red de intrigas y enfrentamientos constantes.
El Camino de Santiago, en otros tiempos sinónimo de riqueza, se encuentra casi paralizado por la guerra en Compostela. En este momento lleno de turbulencia arranca la historia que nos ofrecen Pepe Rey, Miguel Fernández y Manolo López Poy. Autores prácticamente desconocidos, ya que el libro no nos ofrece biografía alguna. Recurriendo a internet, descubrimos que Pepe Rey y Manolo López Poy son los guionistas, y según relatan en entrevistas online, han querido contarnos la brutalidad con la que convivían nobles y aldeanos en aquellos tiempos, siendo representada la parte “débil” por la familia Rosendo. Los autores han buscado ser precisos con los hechos históricos, documentándose en lo posible, pero sin dejar de lado el puro entretenimiento que motive al lector a comprar el siguiente volumen. Por lo tanto, el contexto histórico está recreado fielmente, pero las anécdotas e historias de la familia asediada, son pura ficción.
La historia en este primer volumen está entretenida, quizás no es excesivamente original, pues construye la muchas veces vista historia de brutalidad y venganza al estilo «Perros de Paja«, por poner un ejemplo cinematográfico. Se lee en un suspiro y se echa de menos que las dos partes no hubiesen sido agrupadas en una sola.
El dibujo de Miguel Fernández ambienta correctamente la época narrada, pero tampoco cuenta con demasiados alardes pictóricos. Su principal baza recae en rostros y expresiones (ese fraile de rostro avieso lleva el mal pintado en el rostro), y la narración es correcta. Hace uso de un color apagado y ocre que viene como anillo al dedo para ambientar a una Galicia sumida en la miseria. En cambio, la rotulación del texto hace un flaco favor al conjunto, ya que no resulta muy profesional.
La edición de Diábolo, al estilo álbum europeo es impecable: buen papel y tapa dura. Con el segundo tomo asistiremos al desenlace de esta violenta historia.
Un cómic recomendable para amantes de la recreación de hechos históricos.

La espada de San Eufrasio 1: La aldea maldita.
Guión: Pepe Rey y Miguel Fernández
Dibujo: Manolo López Roy
Fecha de publicación: septiembre de 2017
Formato: Cartoné. Color.
Páginas: 48
Precio: 15,95 euros