Hasta los héroes tienen resaca.