Planeta de Agostini acaba de publicar un integral titulado “Flash de Geoff John” y que recopila parte de la etapa de este brillante guionista con el personaje en un lujoso formato de más de 1.000 páginas que procedemos a comentar ahora.


https://www.via-news.es/images/stories/comic/Planeta/flashgeoffjohns.jpgFlash de Geoff Johns 
Edición original: Flash Nº 164-200, Iron Heights, DC First USA
Fecha de edición: diciembre de 2009
Guión: Geoff Johns
Dibujo: Rick Burchett, Ethan Van Sciver, Scott Kolins, Ángel Unzueta
Formato: Libro cartoné, 1.008 págs., color.
60 €
https://www.via-news.es/images/stories/puntuaciones/4.gif
{xtypo_quote}Geoff Johns es uno de los autores más consagrados de DC Comics. Arquitecto del presente, futuro y, en ocasiones, del pasado. Su estilo le ha llevado a convertirse en el guionista más aclamado por pública y crítica de los últimos años e incluso Warner lo ha contratado para escribir y producir la película de Flash. Y es su etapa al frente de la vida de Wally West junto al dibujante Scott Kolins lo que recopila este impresionante omnibus. En la línea de La muerte de Superman y JLA de Grant Morrison llega Flash de Geoff Johns y Scott Kolins. Una obra que recoge una historia de principio a fin alabada por la crítica como una de las mejores etapas de Flash en toda su historia. {/xtypo_quote}
Corría el año 2000 y tras una trayectoria de más de 8 años a cargo del personaje, Mark Waid decidía abandonar la serie regular. Dejando a un personaje totalmente establecido entre el panteón de los héroes de DC y que, en ese momento, veía como nacían series como Impulso, fruto de su gran trabajo en la serie.  El personaje estaba en la cúspide y ahora… se quedaba sin “padre”. Así que en DC Cómics decidieron entregar la serie, durante 6 números, a una joven promesa; Geoff Johns. Un nombre que comenzaba a destacar, pero que aún estaba por demostrar lo que todos sabemos hoy; que es un gran guionista.

Así que poquito a poco se fue haciendo con el personaje, asentando las cualidades que Mark Waid había potenciado, su amor por Linda, su trabajo como héroe, su relación con Jay, Flash I, su relación con los otros héroes, pero, especialmente, su personalidad como héroe. Con el espejo de Barry Allen siempre cercano, sí, pero con no sólo una ciudad, sino dos ciudades a las que proteger, honrar, respetar y servir. A fin de cuentas, Superman tiene a Metrópolis, Batman Gotham, Green Lantern Coast City… pero sólo Flash sirve y protege a dos ciudades, Keystone City y Central City. Pocos héroes podrían estar a la altura de esa responsabilidad, y sólo Wally carga con ella.

Waid se había ocupado, entre muchas otras cosas, de asentar la relación entre Wally y Linda, pero, especialmente, de definir las bases del poder de Flash, de hablarnos de la Fuerza de la Velocidad, de hacer que todos los héroes de la velocidad orbitasen en torno a Wally.  Pero Geoff Johns se dedica, desde el primer momento, a explorar la definición de Wally como héroe, qué hace, a qué renuncia, cómo le ven, héroes, villanos, civiles…, cuánto se exige a sí mismo, hasta dónde está dispuesto a llegar y, finalmente, en qué se diferencia de su tan reverenciado Barry Allen. Qué fronteras jamás cruzaría (contrapunto con Barry Allen que podemos ver al final del tomo). Así pues, y a mi modo de ver, Johns se centró en definir al héroe y su relación con el resto del mundo que es, precisamente, por lo que fracasó a partir del número 200, cuando siguió la “genial” idea de Dan Didio que todos conoceréis al final del tomo.  Por cierto, es una lástima que el tomo acabe así, te deja con ganas de más, pero sabiendo el bajón argumental y gráfico de la colección se entiende que no se optase por publicar los 25 números restantes.

https://www.via-news.es/images/stories/comic/Planeta/geoffjohns.jpgPero no sólo de lírica viven las series de cómics, hay que tener detrás a grandes artistas que te inspiren, y en este volumen tenemos una referencia inexcusable, Scott Kolins, y otra que, subjetivamente, no dejaré pasar; Ángel Unzueta.

Cuando Johns aterriza en la serie se encuentra con un nuevo dibujante, Ángel Unzueta que a lo largo de 6 números le ofrece un dibujo  atractivo, arriesgado y un tanto novel. No nos engañemos, hay algunas perspectivas muy arriesgadas, algunos enfoques erróneos, pero nadie puede negar la fuerza de los lápices, las reminiscencias a Carlos Pacheco y la promesa de todo el arte que esconde. Es una lástima que no obtuviese el mismo merecimiento que Johns, pero al menos tenemos estos 6 números para imaginarnos lo que podría haber sido.

Pero llegó Scott Kolins (por cierto, nacido en Sevilla) a la serie regular y todo cambió, la química entre dibujante y guionista nos ha permitido disfrutar durante casi una veintena de números del relanzamiento creativo de un artista que me llamó la atención con su visión de Ojo de Halcón (hace ya muuuchos años) y al que perdí de vista por su trabajo en series para DC y otras editoriales. Ver su cambio de estilo, el detallismo de sus dibujos y cómo re-recrea a Flash no hace sino confirmarnos que fue una buena, muy buena elección como dibujante regular de Flash (de hecho las últimas páginas de este Omnibus nos demuestran lo mucho que pierde la serie sin él).

Pasando ya a hablar del tomo en sí, hay que reconocer que sólo le puedo encontrar un fallo a Planeta; deberían regalar un marcapáginas.  Este tomo es muy caro (aunque no en relación número de páginas/precio o en la calidad de la edición) pero la verdad es que da un gustazo verlo en la estantería que… Eso sí, es un auténtico rompemuñecas. Cuándo vas a mitad del tomo no hay problema, ambas manos cogen la misma cantidad de páginas, pero estando al comienzo del tomo o hacia el final… la mano se resiente mucho. Pero queda TAN bonito… Vamos, que es un auténtico regalazo, que es una maravilla de serie y que el tomo merece muchísimo la pena. ¿Es un 5 sobre 5? Pues no, pero sólo porque sabemos que no hay un cierre total del argumento y al acabarlo tienes muchas ganas de seguir leyendo (gran idea esa publicidad final sobre todo lo que han publicado  en tomo del personaje)

Así que… mi primer Omnibus, un guionista en la cresta de la ola, un dibujante que me encanta, una edición muy buena… ¿qué os puedo decir? Es MUY recomendable.