El pasado viernes, día 15 de Junio, llegaron ¡diez! películas a la cartelera de nuestro país. Para todos los gustos y todos los públicos, incluyendo el nuevo trabajo del singularísimo Wes Anderson, una de ciencia-ficción con el sello de Luc Besson, una película de propaganda del ejército de los EE.UU., un nuevo intento frustrado de Jennifer Aniston de acertar con la elección de un papel o un documental sobre la lucha de un hombre en el corredor de la muerte: Moonrise Kingdom, Hysteria, MS1: Máxima seguridad, Acto de valor, Sácame del paraíso, Cinco días sin Nora, La senda, Iceberg, Norteado y Ríndete mañana.

Moonrise Kingdom” tuvo el privilegio de abrir la última edición del Festival de Cannes, la 65a, un honor reservado para las películas más esperadas de la temporada y sobre las que se suelen depositar las esperanzas más grandes. Su director, el tejano Wesley Mortimer Wales ‘Wes’ Anderson (Houston, 1969), se ha labrado un gran prestigio mediante una carrera coherente sostenida sobre una filmografía sólida y singular, una lista muy corta de títulos minoritários (éste es solamente su séptimo largometraje) como “Los Tenenbaums: Una familia de genios”, “The Life Aquatic with Steve Zissou”, “The Darjeeling Limited” o “Fantastic Mr. Fox”. Y siempre rodeado de un elenco de actores de primer nivel que, como suele suceder con el neoyorkino Woody Allen, estan deseando trabajar a sus órdenes.
En “Moonrise Kingdom” Wes Anderson ha contado con Bruce Willis, Edward Norton, su actor fetiche Bill Murray, Harvey Keitel, Frances McDormand, Tilda Swinton y Jason Schwartzman, entre otras estrellas de relumbrón de Hollywood, para contar una historia guionizada por Roman Coppola (hijo de Francis Ford Coppola) y Anderson, y ambientada en una isla de la costa de Nueva Inglaterra en el verano de 1965, cuando una chica y un chico de doce años que se enamoran, hacen un pacto secreto y se escapan a terrenos selváticos e inexplorados. Cuando varias autoridades intentan perseguirlos, se forma una violenta tormenta en la costa… y la comunidad de la pacífica isla se verá trastornada irremediablemente.
No, el cine de Wes Anderson no es recomendable para todos los públicos, y su particular sentido del humor no es apto para todos los paladares. Este director, un constructor de mundos fugaces, poeta de historias abstractas y personajes heridos, nunca conseguirá levantar un castillo en el reino del establishment hollywoodiense como Steven Spielberg o Jerry Bruckheimer,… pero es que tampoco tiene la menor intención de hacerlo. Esta comedia con viejos rencores y ocultas relaciones románticas de reparto coral es una prueba más que Anderson navega por mares diferentes.
“Moonrise Kingdom” llegará a los cines de nuestro país dentro de menos de un mes, el 15 de Junio. (www.moonrisekingdom.com)

MS1: Máxima Seguridad” (“Lockout” o “MS One: Maximum Security”) es un thriller futurista surgido de la febril imaginación del director y productor francés Luc Besson (“El quinto elemento”, “Arthur y los Minimoys”, “Taxi”, “Juana de Arco”,…) y protagonizado por Guy Pearce (“Prometheus”, “El discurso del Rey”, “En tierra hostil”, “Memento”), Maggie Grace (de la serie de televisión “Perdidos”), Peter Stormare, Joseph Gilgun, Vincent Regan, Lennie Jame y Tom Hollander.
Dirigida por los noveles James Mather y Stephen St. Leger,  que han escrito el guion a partir de una idea de Luc Besson, “MS1: Máxima Seguridad” nos traslada al año 2079 y nos cuenta como los quinientos criminales más peligrosos del planeta se encuentran retenidos en una prisión experimental en el espacio, la MS1 que da título a la película, en un estado de letargo permanente inducido artificialmente. A la cabeza de una misión humanitaria, la hija del presidente de los Estados Unidos, Emilie Warnock llega a bordo de la prisión justo antes del estallido de un motín de una violencia inaudita. Emilie y los trabajadores de la MS1 son tomados como rehenes por los violentos internos amotinados. El presidente Warnock decide enviar al agente Snow, acusado falsamente de conspiración y espionaje, a la prisión MS1 con la única misión de salvar a Emilie a toda costa, y a nadie más… (www.lockoutfilm.com)

Acto de valor” de los directores Mike McCoy y Scott Waugh (productores de “Dust to Glory” y “Step Into Liquid”), con guión de Kurt Johnstand (“300”), es una película de reclutamiento, uno de esos anuncios de televisión que de vez en cuando se emiten y donde las fuerzas armadas, sean de aquí o de allí, publicitan con música épica y un gran despliegue de medios el glamour, el valor y la importancia mundial que tienen las actividades del ejército. En concreto, un anuncio de hora y media que recrea las actividades de los cuerpos de operaciones especiales del ejército de los Estados Unidos, los U.S. Navy SEALs.
Interpretada por actores semidesconocidos como Alexander Asefa, Drea Castro, Jason Cottle, Aurelius DiBarsanti, Timothy Gibbs, Carla Jimenez, Marc Margulies, Dimiter Marinov, Ailsa Marshall, Gonzalo Menendez, Emilio Rivera, Roselyn Sanchez, Nestor Serrano, Sonny Sison y Alex Veadov, “Acto de valor” (“Act of valor” en su versión original en inglés) cuenta como una misión para rescatar a un agente de la CIA desvela inesperadamente un complot que podría tener consecuencias inimaginables, y un equipo de soldados de élite sale en una misión secreta. Según avanzan a contrarreloj en una misión que parece no tener fin, tendrán que pasar por lugares conflictivos repartidos por todo el mundo y luchar para mantener el equilibrio entre su compromiso con la nación, con sus compañeros y con sus familias.
“Acto de valor” no es una película, y tampoco es un documental. Combina secuencias de combate espectaculares, tecnología punta en el campo de batalla y emociones palpitantes, pero no es un blockbuster. Es un panfleto, un producto de promoción, un anuncio de reclutamiento… pero que se aupó al primer puesto del box-office de los EE.UU. el fin de semana de su estreno. (www.actofvalor.com)

Si nos remitimos a las críticas de los EE.UU., donde “Sácame del paraíso” (“Wanderlust”) del director David Wain (“Mal ejemplo”) se estrenó hace varios meses, la película no funciona (la han calificado como “deprimentemente banal” y “ordinaria, estridente y agotadora”), pinchó en taquilla y si consiguió arrastrar a numerosos espectadores (masculinos) a su estreno en los EE.UU. se debió solamente a un rumor que circulaba por la red que apuntaba que la Aniston mostraba sus pechos descubiertos, sin el menor pudor, en una escena de la película. Rumor, por cierto, absolutamente falso y que, se comenta, surgió de la misma productora.
No, Jennifer Aniston no ha tenido suerte con su carrera cinematográfica tras el éxito que tuvo con su paso por la pequeña pantalla. Títulos olvidables como “Exposados”, “Sígueme el rollo”, “Amigos con dinero”, “Mucho más que amigos”, “Separados”, “Una pareja de tres”,… compartiendo protagonismo con actores como Adam Sandler, Owen Wilson, o Vince Vaughn, a han limitado profesionalmente al género de la comedia romántica y han lastrado su prestigio. Y “Sácame del paraíso”, pese a contar con el prestigioso sello del productor Judd Apatow (“Un lío embarazoso”, “Virgen a los 40”, “Resacón en Las Vegas”, “Superfumados”, “Todo sobre mi desmadre”,…), no la permitirá salir del pozo.
La película, con un guión de David Wain y Ken Marino, cuenta la historia de Linda y George, que viven en Manhattan, en medio del bullicio, el estrés y la vida acelerada de la gran ciudad. Cuando él se queda en paro a causa de una reducción de plantilla, ambos abandonan la Gran Manzana y van a parar a Elysium, una comunidad rural cuyos habitantes disfrutan de un ambiente tranquilo y apacible, sin las prisas de las grandes urbes. Y es que en Elysium aún pervive el espíritu hippie, desprecian lo material, y dan en su lugar más valor a la propia existencia.
Protagonizada por Jennifer Aniston y Paul Rudd (“Te quiero, tío”, “¿Cómo sabes si…?”, “La cena de los idiotas”,…) en los dos papeles principales, el reparto de “Sácame del paraíso” se completa con Justin Theroux (“Carretera perdida”), Malin Akerman (“Watchmen”, “Todo incluido”, “La proposición”), el actor en decadencia Ray Liotta (“Uno de los nuestros”), el veterano Alan Alda (“Misterioso asesinato en Manhattan”, “MASH”, “Un golpe de altura”,…), Lauren Ambrose (“El amor y otras cosas imposibles”), Ken Marino, Joe Lo Truglio, Kathryn Hahn, Kerri Kenney o Michaela Watkins, entre otros. (www.wanderlustmovie.net)

Y también: “Hysteria” de Tanya Wexler sobre la invención del primer consolador eléctrico para tratar lo que se conocía como histeria femenina, “Cinco días sin Nora” de Mariana Chenillo sobre una misteriosa foto olvidada bajo la cama que provocará un inesperado desenlace al programado entierro de Nora, “La senda” de Miguel Ángel Toledo sobre la pesadilla de una familia que decide pasar las Navidades en una cabaña aislada en medio de la nieve, “Iceberg” de Gabriel Velázquez sobre el complejo mundo de la adolescencia, “Norteado” de Rigoberto Perezcano con un mejicano emigrante que llega a los Estados Unidos y descubre que lo que ha encontrado al llegar no es mucho mejor que lo que dejó atrás y el documenal “Ríndete mañana” de Michael Collins que expone de manera fascinante el mundo de corrupción e injusticia tomando como ejemplo el caso de Paco Larrañaga, un español condenado a muerte en los EE.UU.

Valoración en IMDB (Internet Movie Data Base en www.imdb.com):
Moonrise Kingdom (“Moonrise Kingdom”): 8,2
Hysteria (“Hysteria”): 6,7
MS1: Máxima seguridad (“Lockout”): 6,3
Acto de valor (“Act of valor”): 6,4
Sácame del paraíso (“Wanderlust”): 5,8
Cinco días sin Nora (“Cinco días sin Nora”): 7,1
La senda (“La senda”): 7,0
Iceberg (“Iceberg”): 6,0
Norteado (“Norteado”): 7,1
Ríndete mañana (“Give Up Tomorrow”): 7,6

Valoración en Rotten Tomatoes (en www.rottentomatoes.com):
Moonrise Kingdom (“Moonrise Kingdom”): 95% (tomatometer), 91% (audience)
Hysteria (“Hysteria”): 55% (tomatometer), 61% (audience)
MS1: Máxima seguridad (“Lockout”): 35% (tomatometer), 43% (audience)
Acto de valor (“Act of valor”): 25% (tomatometer), 78% (audience)
Sácame del paraíso (“Wanderlust”): 59% (tomatometer), 49% (audience)
Cinco días sin Nora (“Cinco días sin Nora”): 88% (tomatometer), 77% (audience)
La senda (“La senda”): Sin valorar
Iceberg (“Iceberg”): Sin valorar
Norteado (“Norteado”): Sin valorar
Ríndete mañana (“Give Up Tomorrow”): 86% (audience)

Valoración en Fotogramas (en www.fotogramas.es):
Moonrise Kingdom (“Moonrise Kingdom”): 5/5
Hysteria (“Hysteria”): 3/5
MS1: Máxima seguridad (“Lockout”): Sin valorar
Acto de valor (“Act of valor”): Sin valorar
Sácame del paraíso (“Wanderlust”): 3/5
Cinco días sin Nora (“Cinco días sin Nora”): Sin valorar
La senda (“La senda”): Sin valorar
Iceberg (“Iceberg”): 4/5
Norteado (“Norteado”): 3/5
Ríndete mañana (“Give Up Tomorrow”): 4/5