Acaba el verano, toca volver a la oficina, y la cartelera recupera cierta normalidad… pese a la subida del IVA, que dejará secuelas. El pasado viernes, día 7 de Septiembre, llegaron diez películas a la cartelera de nuestro país. Para todos los gustos y todos los públicos, incluyendo una comedia de la factoría Apatow que empieza allí donde suelen acabar las películas con final feliz, la segunda adaptación cinematográfica de los cómics del Juez Dredd que será mucho mejor que la de Stallone, una propuesta de terror y posesiones diabólicas con el prestigioso sello de Sam Raimi en la producción o una película china, dirigida por un europeo, a partir del guión de un iraní, con estrellas de Hollywood, un director de fotografía francés y la música de un alemán: Eternamente comprometidos, Dredd, The Possession, Shanghai, The Deep Blue Sea, Todos tenemos un plan, Holmes & Watson: Madrid Days, Step Up Revolution, El río que era un hombre y Solo es el principio.

Para despedir el verano, y ahogar los llantos de quienes regresan a la oficina con algunas carcajadas, nos llega una comedia dirigida por Nicholas Stoller (“Los Muppets”, “Los viajes de Gulliver”, “Todo sobre mi desmadre”, “Paso de ti”…), producida con el prestigioso sello de la factoría Apatow de comedias simplonas que encabeza Judd Apatow (“Lío embarazoso”, “Virgen a los 40”, “Supersalidos”, “Superfumados”,…) a partir de un guión de Jason Segel y Nicholas Stoller, y protagonizada por Jason Segel, Emily Blunt (“El diablo viste de Prada”, “Destino oculto”, “La pesca de salmón en Yemen”, “El amigo de mi hermana”,…), Rhys Ifans (“The Amazing Spider-Man”, “Anonymous”, “Elizabeth: La edad de oro”, “Harry Potter y las reliquias de la muerte. Parte 1”, “Notting Hill”,…), Alison Brie, Chris Pratt, David Paymer, Kevin Hart, Lauren Weedman y Jacki Weaver, entre otros. 
El primero de los actores protagonistas, Jason Segel, es uno de los vértices indispensables de la comedia televisiva “Cómo conocí a vuestra madre” de la cadena CBS que en los últimos años ha empezado su tímida incursión en la pantalla grande con películas infantiles como “Los Teleñecos” o comedias sin muchas pretensiones como “Paso de tí”, “Bad Teacher” con Cameron Diaz o ésta “Eternamente comprometidos” (“The Five-Year Engagement”) que se estrena a principios de Septiembre en nuestras pantallas.
En “Eternamente comprometidos” descubriremos la agridulce historia de Tom y Violet. Un año después de empezar a salir juntos, el reputado cocinero de San Francisco Tom Solomon le propone matrimonio a Violet Barnes. Ella acepta, pero por diversos motivos la boda se irá postergando. Quizás por culpa del caprichoso destino, por sus propias dudas o porque en realidad no estén hechos el uno para el otro, va surgiendo un problema tras otro que les obliga a retrasar indefinidamente la fecha de su boda. Pero Tom y Violet no tendrán más remedio que aprender a superar las dificultades de un noviazgo eterno.
“Eternamente comprometidos” es una película que empieza donde suelen acabar la mayoría de comedias románticas, con la pareja enamorada y prometida con la boda en el horizonte y la vida real frente a ellos, pero de la que es difícil esperar un gran éxito, aunque sea una comedia diferente, una comedia dramática que rompe el cánon habitual de este tipo de películas y se aleja del esquema reconocido de la factoría Apatow. ¿Quizás por eso? (www.thefiveyearengagementmovie.com)

El Juez Dredd, el mejor agente de Megacity Uno, ha estado imponiendo la ley y el orden con su puño de acero durante más de cuatro décadas desde la revista británica “2000 AD”. Creado por John Wagner y Carlos Ezquerra en 1977 (aunque la historia también concede cierto crédito de la creación a Pat Mills), y tras una fallida adaptación cinematográfica precedente del año 1995, dirigida por Danny Cannon y protagonizada por Sylvester Stallone, Rob Schneider y Diane Lane, el Juez Dredd regresa a los cines en Septiembre, con una nueva y esperada adaptación, en formato 3D.
Protagonizada por el actor australiano Karl Urban (“Star Trek”, “Red”, “El Señor de los Anillos”), Olivia Thrilby (“Sin compromiso”, “Juno”, “United 93”) y Lena Headley (la serie de televisión “Juego de Tronos”, “El secreto de los hermanos Grimm”, “300”), esta historia futurista repleta de acción y violencia está dirigida por Pete Travis (“En el punto de mira”, “Omagh”) y con un guión de Alex Garland (“28 semanas después”, “Sunshine”, “La playa”). La historia de “Dredd” cuenta como, en un futuro distópico, Estados Unidos es un inhóspito desierto de residuos irradiados. En su Costa Este, desde Boston a Washington DC, se encuentra la Mega-ciudad-Uno, una metrópolis vasta y violenta, de monolíticas torres de viviendas, donde los criminales mandan en las caóticas calles. La única fuerza del orden se encuentra en los policías urbanos llamados ‘Jueces’, quienes poseen los poderes combinados de juez, jurado y verdugo al instante. Conocido y temino por toda la ciudad, Dredd es el Juez definitivo, con el desafío de liberar a la ciudad de su última plaga, la peligrosa droga SLO-MO que hace a sus consumidores experimentar la realidad en una fracción de su velocidad normal. Dredd, y la novata Cassandra Anderson con habilidades psíquicas a causa de una mutación genética, se enfrentarán a una banda de traficantes liderados por una peligrosa mujer, Madeline Ma-Ma Madrigal, una ex prostituta reconvertida en capo de la droga. Cuando capturan a uno de los más allegados de Ma-Ma, ésta se hace con el control de un edificio de más de doscientos pisos y comienza una guerra contra los jueces con tal de proteger su imperio. Dredd y Anderson deberán hacer frente a los peligros para salvar su vida.

Llega a nuestras salas de cine “The Possession (El origen del Mal)“, una película de terror del director danés Ole Bornedal producida por Sam Raimi, el director de la trilogía “Spiderman” (las anteriores al reciente “The Amazing SpiderMan” de Mark Webb), que regresa al género de las películas de miedo tras una larga ausencia. 
“The Possession” está basada en hechos reales, en concreto en el artículo “A jinx in a box” de Leslie Gornstein, publicado en el periódico “LA Times” en el año 2004, que recoge el caso (real) de una caja maldita que contiene un espíritu maligno en su interior. 
La película narra la historia de una familia que se cruza con esta caja, y que tiene que mantenerse unida para sobrevivir a la ira de una fuerza maligna desatada. En concreto la sinopsis de la película nos cuenta como Clyde y Stephanie Brenek no ven motivo de alarma en la extraña obsesión de su hija, Em, por una caja antigua de madera que ha comprado de segunda mano. Pero cuando su comportamiento se vuelve agresivo, la pareja empieza a temerse que haya una presencia maléfica entre ellos, sobre todo al descubrir que la caja en cuestión fue creada para albergar a un dibbuk, un espíritu desencarnado que toma posesión del cuerpo de un ser humano y acaba por destruirlo. 
“The Possession” es el regreso de Ole Bornedal al cine norteamericano, tras dirigir “La sombra de la noche”, remake con Ewan McGregor de su propia película “El vigilante nocturno” que se saldó con cierto desinterés por parte de la crítica y el público, y está protagonizada por Jeffrey Dean Morgan (“Watchmen”, “Postdata I love you”) y Kyra Sedgwick (protagonista de la serie de televisión “The Closer”), además de Grant Show, Madison Davenport y Natasha Calis, y cuenta con un breve papel de Matisyahu, un famoso cantante americano de reggae, en el papel de un exorcista judío. (www.thepossessionmovie.com)

Shanghai” es un thriller ambientado en la ciudad china de Shanghai, justo antes del ataque japonés a la base norteamericana de Pearl Harbour y que desembocó en la entrada de los Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial. Cuando el agente secreto Paul Soames llega a la ciudad para investigar el asesinato de su mejor amigo, rápidamente se ve inmerso en una trama de conspiración y mentiras. Acechado por un oficial de la inteligencia japonesa, la investigación de Soames se centra rápidamente en un carismático gánster local, Anthony Lanting, y en su hermosa mujer, Anna.
Años atrás, Soames y Anna tuvieron un romance que hizo peligrar todo lo que tenían. Dado que las lealtades nacionales pueden cambiar de un día para otro y se dejan de lado por los seres queridos, Soames y Anna deben apresurarse por resolver el misterio y salir de la China ocupada antes de que se desmorone la ciudad.
La película está dirigida por un director europeo, Mikael Hafstrom (“1408”, “El Rito”), a partir del guión del iraní Hossein Amini (“Drive”, “Blancanieves y la leyenda del cazador”), protagonizada por el actor norteamericano John Cusack (“El enigma del cuervo”, “Serendipity”, “Alta fidelidad”, “… Y que le gusten los perros”, “La vida sin Grace”,…), con un reparto básicamente de origen oriental donde destacan algunas estrellas que han destacado en Hollywood como Ken Watanabe, Ken Watanabe o Li Gong, y actores secundarios conocidos internacionalmente como Jeffrey Dean Morgan, Franka Potente y David Morse. Si a eso le añadimos que la película cuenta con un director de fotografía francés Benoît Delhomme y la música compuesta por el alemán Klaus Badelt, “Shanghai” es una producción internacional en toda regla. Con dinero chino, para contar una historia en China sobre un momento relevante en la historia del país, pero con un mosaico de nacionalidades en su reparto y sus créditos al más puro estilo “Casablanca”: con drama, conspiraciones, amores condenados al fracaso, traiciones, mentiras y espionaje en un entorno bélico.

Y también: “The Deep Blue Sea” de Terence Davies que nos cuenta como la esposa de un juez del Tribunal Supremo atrapada en un matrimonio infeliz se enamora apasionadamente de un ex piloto de la RAF en un amor imposible que escandalizará a la sociedad británica de la posguerra, la película argentina “Todos tenemos un plan” de Ana Piterbarg con Viggo ‘Aragorn’ Mortensen interpretando el doble papel de un hombre y su hermano gemelo fallecido en un entramado criminal en la región argentina del Delta del Tigre, “Holmes & Watson: Madrid Days” de José Luis Garci que sitúa al detective victoriano Sherlock Holmes y a su fiel colaborador, el doctor Watson en el Madrid de Pérez Galdós, al que acuden atraídos por unos crímenes que podrían estar cometidos, por su modus operandi, por Jack el Destripador, los bailes de “Step Up Revolution” de Scott Speer sobre un grupo de baile de última generación, “El río que era un hombre” de Jan Zabeil donde un joven alemán de viaje por África navega en solitario por las marismas de un río en el territorio virgen de Botswana tras la muerte de su anciano acompañante, y el documentla “Solo es el principio” de Jean-Pierre Pozzi, sobre clases de Filosofía para Niños, captado con calidez y sensibilidad.

Valoración en IMDB (Internet Movie Data Base en www.imdb.com):
Eternamente comprometidos (“The five-year engagement”): 6,4
Dredd (“Dredd”): 7,7
The Possession (“The Possession”): 6,1
Shanghai (“Shanghai”): 6,5
The Deep Blue Sea (“The Deep Blue Sea”): 6,2
Todos tenemos un plan (“Todos tenemos un plan”): 4,9
Holmes & Watson: Madrid Days (“Holmes & Watson: Madrid Days”): 4,0
Step Up Revolution (“Step Up Revolution”): 6,1
El río que era un hombre (“The river used to be a man”): 6,8
Solo es el principio (“Ce n’est qu’un début”): 7,0

Valoración en Rotten Tomatoes (en www.rottentomatoes.com):
Eternamente comprometidos (“The five-year engagement”): 63% (tomatometer), 59% (audience)
Dredd (“Dredd”): 100% (tomatometer), 96% (audience)
The Possession (“The Possession”): 38% (tomatometer), 56% (audience)
Shanghai (“Shanghai”): 46% (audience)
The Deep Blue Sea (“The Deep Blue Sea”): 79% (tomatometer), 54% (audience)
Todos tenemos un plan (“Todos tenemos un plan”): 100% (audience)
Holmes & Watson: Madrid Days (“Holmes & Watson: Madrid Days”): Sin valorar
Step Up Revolution (“Step Up Revolution”): 43% (tomatometer), 73% (audience)
El río que era un hombre (“The river used to be a man”): Sin valorar
Solo es el principio (“Ce n’est qu’un début”): Sin valorar

Valoración en Fotogramas (en www.fotogramas.es):
Eternamente comprometidos (“The five-year engagement”): Sin valorar
Dredd (“Dredd”): 4/5
The Possession (“The Possession”): 3/5
Shanghai (“Shanghai”): 3/5
The Deep Blue Sea (“The Deep Blue Sea”): 4/5
Todos tenemos un plan (“Todos tenemos un plan”): Sin valorar
Holmes & Watson: Madrid Days (“Holmes & Watson: Madrid Days”): Sin valorar
Step Up Revolution (“Step Up Revolution”): Sin valorar
El río que era un hombre (“The river used to be a man”): Sin valorar
Solo es el principio (“Ce n’est qu’un début”): 3/5