El pasado viernes, día 21 de Octubre, llegaron trece películas a la cartelera de nuestro país. Para todos los gustos, incluyendo una visión diferente de los orígenes de la crisis económica, la segunda secuela de una película de terror de bajo presupuesto, una comedia hecha a medida de una de las chicas de «Sexo en Nueva York» o una precuela de un clásico del cine de terror de serie B de los años ochenta: Margin Call, La voz dormida, Paranormal Activity 3, De mayor quiero ser soldado, Otra Tierra, Nannerl, la hermana de Mozart, Tentación en Manhattan, Transgression, Ori, Inmigrantes L.A. Dolce Vita, La Cosa, Un gato en París y Fucsia, la pequeña bruja.

Durante los últimos años han proliferado las películas, y sobretodo los documentales, que han profundizado en las raíces de la crisis económica global que nos atenaza. Algunas buscaban los culpables, otras sugerían las soluciones o las vías de escape y otras, como «Margin Call», novelizan los acontecimientos y descargan de culpa a los «inofensivos» financieros de Wall Street.
El director debutante J.C. Chandor toma partido en su película «Margin Call», ambientada en el arriesgado mundo de las altas finanzas que causaron la crisis. En este caso parece lógico y coherente que el joven director y guionista, hijo de un tiburón de Wall Street, intente aligerar la culpa que recae sobre los hombros de su padre, un ejecutivo de Merril Lynch, y de los financieros de Wall Street acusados por la opinión pública como el germen que inició de la crisis financiera y que puede revelar a la gente por qué se tomaron las decisiones que nos siguen afectando.
«Margin Call» es un thriller que compromete a las figuras clave de un banco de inversión durante las turbulentas 24 horas previas al inicio de la crisis financiera de 2008. Cuando Peter Sullivan, un analista junior, revela información que podría probar la caída de la empresa, y origina una toma de decisiones en cadena tanto morales como financieras que producen un terremoto en las vidas de los implicados en el inminente desastre.
El reparto es de cinco estrellas: Kevin Spacey, Paul Bettany, Jeremy Irons, Zachary Quinto (recién salido del armario), Penn Badgley, Simon Baker, Mary McDonnell, Demi Moore (recién separada) y Stanley Tucci. Mucho talento para la opera prima de un director que debuta en la gran pantalla aunque ha rodado anuncios y documentales. Llega a nuestra cartelera con bastante retraso, ocho meses después de que fuera presentada en el Festival de Berlín, y no ha generado mucho interés en su paso por los cines de los EE.UU. Ni siquiera con ese reparto estelar.
Como dijo el actor Kevin Spacey, ganador de dos premios Óscar por «American Beauty» y «Sospechosos Habituales» pero últimamente en horas bajas y con una capacidad de selección de buenos papeles muy preocupante, «Margin Call es una historia de personas», porque trata sobre las relaciones personales de unos compañeros de trabajo en una gran empresa financiera durante veinticuatro horas, las previas a que se desvele la situación crítica de la economía. «Margin Call» no profundiza en los motivos concretos del hundimiento de Lehman Brothers en el año 2008 ni en el escándalo de las hipotecas subprime sino que se centra en las personas que tomaron las decisiones, independientemente de cuales fueran, recordando que son personas normales que pueden equivocarse como todo el resto del mundo. No es, ni de cerca, un análisis profundo de lo acontecido tal y como lo hacían los documentales «Inside Job» o «Vamos a hacer dinero». En realidad, un lavado de imagen de los financieros y banqueros para aliviar el peso de sus consciencias con todo lo que les está cayendo encima… (www.margincallmovie.com)

En «Otra Tierra» («Another Earth») Rhoda Williams es una inteligente joven que busca la forma de reparar una terrible tragedia. Vive en un mundo como el nuestro, salvo que, repentinamente, a lo largo de la noche, en el cielo aparece un planeta misteriosamente idéntico –llamado provisionalmente Tierra 2–, como un gigantesco y reflectante espejo gravitando sobre nosotros. Para Rhoda, ese extraño e inquietante planeta constituye su última esperanza. Absolutamente perdida tras sufrir un espantoso accidente que puso fin a sus sueños de convertirse en astrofísica, Rhoda no tiene ninguna perspectiva de futuro. Llevada por la necesidad vital de enfrentarse a su pasado, Rhoda termina presentándose en la casa del hombre cuya vida alteró irremisiblemente: el reputado compositor John Burroughs. Confusos, recelosos y repletos de dudas en torno a su propia identidad, Rhoda y John inician una inverosímil a la vez que peligrosa relación amorosa. Pero cuando Rhoda tiene la increíble oportunidad de viajar a Tierra 2, se pondrá de manifiesto la oculta realidad de su relación y se suscitará la cuestión: ¿Y si de los enigmas del universo que aún no conocemos el mayor somos nosotros mismos?
Dirigida por Mike Cahill («Boxers and Ballerinas»), interpretada por Brit Marling («Sound of My Voice»), William Mapother (de la serie de televisión «Perdidos») y Jordan Baker, la película es una producción independiente que toca temas tan abstractos como la redención, la ilusión por una nueva vida, la condición humana o las expectativas del cambio aprovechando como excusa, como McGuffin, una historia propia de la ciencia-ficción, sin lógica ni verosimilitud. El argumento real de la película es el de una menor de edad bebida que provoca un terrible accidente de tráfico en el que fallece una mujer y su hija y que, una vez fuera del reformatorio, busca al marido y padre de las víctimas para redimir su culpa. Así, la aparición de un segundo planeta Tierra es un escenario fantástico que sirve de excusa para tratar temas de mayor profundidad, y la crítica y el público se han dejado seducir por esta idea. De hecho, en el prestigioso festival de Sundance recibió un Premio Especial del Jurado. (www.otratierra.es)

En 1982 el director John Carpenter nos puso la piel de gallina, de frío y de miedo, con «La Cosa (el enigma de otro mundo)». En esta película, ambientada en una aislada estación experimental de la Antártida, un equipo de investigadores descubría a un ente extraño venido del espacio exterior que había permanecido enterrado en la nieve durante miles de años. Una vez descongelado se desataba el terror y la muerte con el sello inconfundible de Carpenter, un maestro del género, y las tablas de un actor tan adaptado a la serie B como Kurt Russell.
Esta «La Cosa (The Thing)» del director novel holandés Matthijs van Heijningen Jr. nos narra como la paleontóloga Kate Lloyd ha viajado a La Antártida a realizar el trabajo de su vida. Se ha unido a un grupo de cinetíficos noruegos que han descubierto una nave extraterrestre sepultada en el hielo. Allí descubren a un ser que parece haber muerto hace miles de años en un accidente. Sin embargo, está a punto de despertar… Un simple experimento despertará al extraterrestre de su prisión de hielo y Kate deberá unirse a Carter para luchar contra su nuevo enemigo… En una tierra tan bella como peligrosa, la gente deberá luchar contra un ser capaz de cambiar de forma y tomar el aspecto de cualquier ser vivo. La paranoia comenzará a apoderarse de todos ellos mientras comienzan a ser infectados por un ser de otro planeta.
Si en la película de Carpenter el héroe y protagonista era Kurt Rusell, en esta entrega el protagonismo recae sobre Mary Elizabeth Winstead, una paleontóloga de la Universidad de Columbia que decide ser parte de la misión cuando le informan del hallazgo. El reparto se completa con Joel Edgerton, Ulrich Thomsen, Eric Christian Olsen, Adewale Akinnuoye-Agbaje, Paul Braunstein, Trond Espen Seim y Kim Bubbs, entre otros.
«La Cosa (The Thing)» de Van Heijningen es una precuela del clásico del año 1982, y eso implica un esfuerzo doble para el director: la pesada losa de una las películas de terror más recordadas de todos los tiempos y una opera prima en Hollywood para un director de 46 años. ¿El resultado final? Se ha presentado recientemente en el Festival de Cine de Sitges con unas buenas críticas y un reconocimiento al esfuerzo, al guión de Eric Heisserer y Ronald D. Moore, a los deslumbrantes efectos visuales de Tom Woodruff Jr. y Alec Gillis y al oficio del director. (www.quieneslacosa.es)

Y también: «La voz dormida» de Benito Zambrano ambientada en el Madrid de la posguerra con una mujer luchando por la vida de su hermana embarazada condenada a muerte, una sorprendente «Paranormal Activity 3» de Henry Joost que ha conseguido inusitadas taquillas abultadas en los EE.UU. con su fórmula de terror de bajo presupuesto, la historia de un niño de ocho años fascinado por la violencia en la televisión y en los videojuegos «De mayor quiero ser soldado» de Christian Molina cuyo polémico cartel ha causado cierta controversia y ha sido censurado en alguna ciudad,  la francesa «Nannerl, la hermana de Mozart» de René Féret sobre una hermana de Mozart y niña prodigio de la música como él, la comedia «Tentación en Manhattan» dirigida por Douglas McGrath y hecha a medida de Sarah Jessica Parker, «Transgression» de Enric Alberich que ha convencido a un clásico como Michael Ironside para embarcarse en este thriller con cuatro ladrones que irrumpen en su casa en busca de dinero fácil, «Ori» de Miguel Angel Jiménez con una joven georgiana luchando por llevar su vida hacia delante en las lejanas montañas del Cáucaso en eterna guerra, «Inmigrantes L.A. Dolce Vita» de Gabor Csupo sobre inmigrantes ilegales en Los Angeles, la infantil «Un gato en París» de Jean-Loup Felicioli con ladrones por los tejados de París y la holandesa «Fucsia, la pequeña bruja» de Johan Nijenhuis.

Valoración en IMDB (Internet Movie Data Base en www.imdb.com):
Margin Call («Margin Call»): 7,5
La voz dormida («La voz dormida»): 5,1
Paranormal Activity 3 («Paranormal Activity 3»): 6,7
De mayor quiero ser soldado («I Want to Be a Soldier»): 5,4
Otra Tierra («Another Earth»): 7,0
Nannerl, la hermana de Mozart («Nannerl, la soeur de Mozart»): 5,8
Tentación en Manhattan («I Don’t Know How She Does It»): 3,7
Transgression («Transgression»): Sin valorar
Ori («Ori»): 4,4
Inmigrantes L.A. Dolce Vita («Immigrants (L.A. Dolce Vita)»): 6,5
La Cosa («The Thing»): 6,7
Un gato en París («Une vie de chat»): 7,0
Fucsia, la pequeña bruja («Foeksia de miniheks»): 5,8