En «El callejón de las almas perdidas«, un joven y ambicioso feriante con un innegable talento para manipular a la gente con unas pocas palabras bien elegidas, se compincha con una psicóloga que es aún más peligrosa que él.