Alcanzamos el final de Este del Oeste, de Jonathan Hickman y Nick Dragotta, y lo hacemos con un volumen que, personalmente, se me ha quedado corto pero que he disfrutado muchísimo, ironías de la vida.

Este del Oeste #10Este del Oeste 10      
Edición original: East of West USA
Fecha de edición: marzo de 2021
Guión: Jonathan Hickman
Dibujo: Nick Dragotta
Tinta: Frank Martin
Formato: Rústica, 128 páginas. Color.
17€

EL FINAL DE LA ÉPICA SERIE DE JONATHAN HICKMAN

La epopeya de Muerte, Babilonia, las Naciones y los demás jinetes del apocalipsis llega a su fin en este esperado último volumen de la serie creada por Jonathan Hickman y con el espectacular arte de Nick Dragotta y Frank Martin.

Con este último volumen llegamos al final de Este del Oeste y lo cierto es que tengo sentimientos encontrados, por un lado he disfrutado muchísimo con el trabajo de Jonathan Hickman y Nick Dragotta (seguramente por eso me he dosificado tanto la lectura de cada uno de los tomos) y por el otro no acabo de quedar del todo satisfecho del desarrollo del final, esperaba ver algo más de tortas.

Muerte, muy malherido después de los sucesos del volumen anterior y parte de los de este, debe enfrentarse a sus hermanos, los Jinetes, que le esperan mientras retienen a su hijo, Babilonia, y aunque los Jinetes quieren salir bien de esta (normal, el propio Muerte los mató en su anterior encarnación) acaban por enfrentarse a él. Mientras tanto Archibald, el gran conspirador de Este del Oeste, se enfrenta a la Casa Mao, encabezada por la madre de Babilonia y esposa de Muerte, en un conflicto bélico.

Lo cierto es que, aunque en líneas generales he disfrutado muchísimo con Este del Oeste, me ha faltado cierta profundización de Hickman en los personajes y en la política de cada una de las naciones. Aún siendo notorio que los Jinetes eran los protagonistas de esta historia no puedo más que echar en falta algo que, a mi modo de ver, hubiese dotado de más empaque a la obra y hubiese satisfecho mis ansías de conflictos políticos y revolucionarios, y es que la figura de Archibald es tan interesante que da pena que no brille aún más. En cuanto al final lo cierto es que sufre del mismo mal que muchos escritores: “paginitis” lo llama un amigo mío, el llegar al final de la obra y meter en el menor espacio de páginas todo el final. No es que estemos ante un mal final, pero podría haber sido más redondo.

Del trabajo de Nick Dragotta, y Frank Martin, tengo muchas menos quejas, sólo me hubiese gustado más si hubiese sido más detallista en los fondos y un poco más atrevido en la composición de páginas y viñetas, pero por lo demás estamos ante un trabajo notable que, además, cuenta con unas pocas ilustraciones extra al final del volumen en las que podemos apreciar totalmente el arte de un Dragotta en blanco y negro, luce espectacular.

Es de esperar que Norma Editorial se anime a lanzar más adelante una edición en volúmenes de lujo de Este del Oeste, si esto ocurre ni lo dudéis, haceros con ellos porque si la serie ya brilla en formato TPB imaginaos cómo será disfrutarla a mayor tamaño y con más material extra.

En definitiva y después de haber disfrutado durante 10 volúmenes de Este del Oeste hay que reconocerle a Jonathan Hickman el mérito, y nombre, que tiene el haber podido mantener en el mercado estadounidense una serie de 45 grapas y mantener siempre una calidad tan alta. Si a eso le sumamos un Dragotta espectacular… pues ya os podéis hacer una idea, ¿verdad?