Fuera de concurso se ha proyectado estos días en el Festival de Cannes la cuarta película como director del francés Guillaume Canet, la primera en los EE.UU., con un reparto que ya quisieran muchos directores de Hollywood para ellos. Clive Owen, Marion Cotillard, Billy Crudup, Zoe Saldana, Mila Kunis, y James Caan, entre otros, protagonizan «Blood Ties«, el remake del thriller «Liens de Sang» de Jacques Maillot, ambientado aquí en los bajos fondos de Nueva York de los años setenta.

En Cannes 2013 se ha presentado, fuera de competición, la nueva película del actor y director francés Guillaume Canet («Mon idole», «No se lo digas a nadie», «Pequeñas mentiras sin importancia»), su cuarta producción pero la primera con el sello de Hollywood. Es «Blood Ties», un thriller protagonizado por su pareja en la vida real Marion Cotillard, además de Billy Crudup, Zoe Saldana, Matthias Schoenaerts, Lili Taylor, Noah Emmerich, Mila Kunis, James Caan y Clive Owen.
Canet ha contado con la colaboración de James Gray en el guion, adaptando el thriller «Liens du sang» de Jacques Maillot del año 2008 protagonizada por el mismo Canet, que cuenta la historia de dos hermanos (Clive Owen y Billy Crudup), un agente de policía y un delincuente que intenta rehacer su vida tras pasar diez años en prisión por asesinato, en Brooklyn durante los años setenta. El primero se ve obligado a pedir ayuda en un asunto turbio a su hermano mayor, lo que le forzará a cruzar una vez más la frontera que separa el bien y el mal, los límites de la ley.

{youtube}ONz6R4LF5nY{/youtube}