1930. Eugene Evans es un joven de 15 años que va tras la pista de Allison Wells, una famosa ladrona de bancos. El FBI ha puesto precio a la cabeza de Allison, y casi por azar, Eugene da pronto con ella. Con la policía y con George, el padre de Eugene, al frente, siguiendo sus pasos, éste descubrirá que la criminal es más peligrosa de lo que había imaginado.