Pronto llegará a nuestras pantallas “Perdida“, el último trabajo de David Fincher (en mi opinión, uno de los mejores directores norteamericanos de los últimos veinte años). Durante la promoción de la película, en una entrevista reciente con Total Film, Fincher desveló que Kathleen Kennedy le ofreció la posibilidad de dirigir la nueva entrega de “La Guerra de las Galaxias”, pero el director de “La red social”, “La habitación del pánico”, “Seven”, “El Club de la Lucha”, “Alien 3” o “El curioso caso de Benjamin Button”, entre muchas otras, declinó la oferta. “Hablé con Kathy sobre ello, pero creo que es algo diferente a lo que será con Disney y Lucasfilm. Es complicado. (…) Si dijera, ‘quiero hacer algo más parecido a eso’, entonces estoy seguro de que la gente que pagaría por ella me diría, ‘¡No! ¡No puedes hacer eso“, afirmó. Y añadió un concepto muy interesante “Siempre he pensado que “Star Wars” era la historia de dos robots esclavos que pasan de propietario a propietario, presenciando la locura de sus dueños“.

La gran pregunta no es “¿Cómo será el “Star Wars” de J.J. Abrams?” sino “¿Cómo hubiése sido el “Star Wars” de David Fincher?”

image1