Trigésimo segunda entrega de esta sección de ViaNews con reseñas breves de cómics, libros, películas, videojuegos, series de televisión, e incluso música, de hoy y de ayer, que merecen la pena recuperar del olvido de nuestras estanterías, o buscar un ejemplar en buen estado en el rastro, o acercarse a una tienda antes de que se agote: El fin de la eternidad, Spooks y Legend.

El fin de la eternidad (Isaac Asimov, 1955)
Si tengo debilidad por un escritor de ciencia ficción ese es Isaac Asimov y ésta es una de las primeras novelas que leí, algo así como la “biblia” de los relatos de viajes en el tiempo, un tema fascinante para cualquier amante del género.

Spooks (BBC, 2002-2011)
Protagonizada por lo más granadito de las nuevas generaciones británicas, como Matthew MacFayden o Richard Armitage, Spooks es la serie de espías por excelencia, que empezó siendo una serie casi procedimental, en la que los casos se iban intercalando con las vidas privadas de los espías, parea convertirse rápidamente en un reflejo realista de las políticas internacionales del Reino Unido, y en cada capítulo vemos reflejadas historias demasiado cotidianas para que creamos que es sólo ficción.

Legend (Ridley Scott, 1985)
Cuando Ridley Scott aún tenía crédito, cuando Tom Cruise empezaba y no había convertido su carrera cinematográfica en una montaña rusa, cuando el cine de entretenimiento de los ochenta estaba en su cima, «Legend» llegó a las salas de cine con una propuesta entretenida repleta de princesas, caballeros, magia, duendes, hadas, unicornios,… y un diablo alucinante (un irreconocible Tim Curry debajo de varias capas espesas de maquillaje rojo) que sigue protagonizando las pesadillas de más de un cuarentón.