Sexagésimo tercera entrega de esta sección de ViaNews con reseñas breves de cómics, libros, películas, videojuegos, series de televisión, e incluso música, de hoy y de ayer, que merecen la pena recuperar del olvido de nuestras estanterías, buscar un ejemplar en buen estado en un mercadillo, o incluso acercarse a una tienda cercana antes de que se agote: “La Llamada de Cthulhu“, “Los Mitos de Cthulhu” y “Prisionero del hielo“.

image1

 

“La Llamada de Cthulhu” (Sandy Petersen y Lynn Willis, 1981)
Posiblemente uno de los juegos de rol que mejor han superado el paso del tiempo, “La Llamada de Cthulhu” de Sandy Petersen y Lynn Willis es un juego de horror ambientado en los años veinte y, en particular, en el universo de ficción creado por el escritor Howard Phillips Lovecraft. El sistema de juego que emplea “La llamada de Cthulhu” es el Basic Role-Playing (BRP) creado por Chaosium, basado en dados de cien para resolver las acciones de los personajes y creado originalmente para “Runequest”. Aquí tuvimos que esperar hasta 1988, cuando la tercera edición estadounidense de “Call of Cthulhu” fue traducida y publicada por la editorial barcelonesa Joc Internacional.

“Los Mitos de Cthulhu” (H. P. Lovecraft, 1921-1935)
Este ciclo literario de horror cósmico, donde el escritor estadounidense Howard Phillips Lovecraft recoge las influencias del horror gótico de fantasmas y las historias de Arthur Machen, Ambrose Bierce o Lord Dunsany, fue escrito entre 1921 y 1935, pero no alcanzó el reconocimiento hasta después de la muerte de su autor. Hoy, ochenta años después, nombres como el Necronomicón de Abdul Alhazred, el dios primigenio Cthulhu, Nyarlathotep, la ciudad hundida de R’lyeh, y las localidades de Arkham, Innsmouth o Dunwich son elementos que ya forman parte de la historia de la cultura popular y de la literatura, con numerosas referencias y menciones en el cine, el cómic, la literatura o incluso la música.

“Prisionero del hielo” (Infogrames, 1995)
La aventura gráfica “Prisoner of Ice” es un videojuego del año 1995, creado por Infogrames, y que estaba basado en los mitos de Cthulhu de H. P. Lovecraft. Este videojuego, que contaba con una presentación espectacular para la época, nos trasladaba hasta el año 1939, y nuestro mouse controlaba al agente norteamericano Lt. Ryan que, a bordo del barco HMS Victoria, rescataba a un explorador noruego y dos misteriosas cajas de la operación Polaris cuyo contenido no debería ver jamás la luz.