Siempre es un buen momento para reivindicar y recordar con cariño la serie original de la NBC ambientada en un bar de Boston, creada por James Burrows, Glen y Les Charles. Estrenada en 1982, consiguió 26 premios Emmy, generó un spin-off casi tan magnífico como la serie original («Frasier«), lanzó al estrellato a Woody Harrelson y Kelsey Grammer, recuperó a Ted Danson, Shelley Long y Kirstie Alley y dejó para el recuerdo personajes tan geniales como Sam, Woody, Norm, Cliff, Lilith o la basta camarera Carla.