La hija prodigio de David Lynch (dentro de poco tendremos que llamar a David “el padre de Jennifer Lynch“) tejía en “Chained” un thriller psicológico a base de violencia verbal, claustrofobia y una misoginia extrema en una cinta que hace destacar sobre todo al genial Vincent D’Onofrio. No dejéis que os cuenten nada de la historia. ¡Imprescindible!