Ashley Wood es un australiano nacido en Perth en 1971 que, gracias a su talento, se ha labrado una gran reputación dentro del mundo del entretenimiento. Conocido principalmente por su trabajo como dibujante es también un reconocido ilustrador, y un diseñador de personajes de videojuegos y películas lo que le ha permitido trabajar con algunas de las compañías más pujantes, Warner Bros, Dreamworks, Konami, DC Comics, IDW, Microsoft, etc.

Su estilo de dibujo, en el que el propio autor reconoce que utiliza cualquier tipo de técnica, desde el dibujo “clásico” con el uso del óleo a la fotografía digital, es innovador y le ha convertido, rápidamente, en un autor al que muchos han etiquetado como el nuevo Bill Sienkiewicz, lo que no deja de ser un gran halago. Pero es algo más, es un artista inconformista, un ser que no deja de evolucionar y experimentar tanto su técnica, como en su composición y que sorprende con cada nueva obra.

Su carrera comenzó con, de forma autodidacta, en trabajos donde de diseño de carteles para grupos de música, flyers de discotecas, etc. Pronto le llegó la oportunidad de trabajar para la industria del comic. Oportunidad que no desaprovechó ya que enseguida comenzó a colaborar con la editorial británica 2000AD dibujando en la Judge Dredd Megazine.

Enseguida llamó la atención de los editores estadounidenses que comenzaron a ofrecerle trabajos. Dark Horse fue la editorial que primero llamó a su puerta enseguida le sguió Marvel, que le encargó unos pocos números de títulos de su línea Marvel 2099 donde su estilo le hizo destacar y le permitió darse a conocer más notoriamente.

A partir de ese momento comenzó a recibir ofertas más interesantes, como el revitalizar a Shadowrun junto a Garth Ennis, uno de los personajes estrella de la hoy difunta Acclaim.

Poco después fue Todd McFarlane el que le llamó y este trabajo es el que acabó por encumbrarle definitivamente.

Cuando Todd McFarlane decidió lanzar una serie regular dedicada a HellSpawn contaba con Brian Michael Bendis para guionizar la serie, pero necesitaba un artista capaz de llamar la atención del lector. El escogido no fue otro sino Aslhey Wood y durante una decena de números deslumbró a los lectores con su trabajo. Tanto es así que la persona con la que se alternó dibujando la serie, y que finalmente le sustituyó al frente de la misma, no fue otro sino Ben Templesmith, al que muchos consideran un clon de Wood.

Durante este tiempo también se encargó de realizar una cierta cantidad de portadas para el resto de los títulos de Todd McFarlane, descubriéndose como un excepcional portadista. Sus últimos trabajados en este sello editorial fueron dos especiales de Spawn titulados Spawn Blood and Shadows y Spawn Blood and Salvation.

Fue entonces cuando su carrera dió un giro de 180º. Ya era considerado un hot artist, tenía el caché suficiente como para emprender proyectos propios y, tras realizar unos números sueltos para Dark Horse y Marvel. Acabó encontrando acomodo en IDW Publishing, editorial para la que continúa trabajando y para la que ha publicado varios trabajos que han sido, siempre, éxito de ventas y crítica.

Así realizó obras como Popbot, una serie de periodicidad irregular, en la que se deja llevar, tanto en lo argumental como en lo gráfico. Es una serie repleta de sorprendentes ideas y de una excelente calidad artística.

También ha trabajado en otras obras como la adaptación al comic de Metal Gear Solid (el famoso videojuego de Konami), colaboraciones en Doomed, una revista de terror de IDW, un curioso experimento en Shadowyplay, una serie de relatos de vampiros que realiza al alimón con Ben Templesmith, varias portadas para el relanzamiento de Los Transformers e incluso un número del comic de CSI.

Aunque gran parte de su obra se basa en comics de terror o de ciencia-ficción también ha trabajado en otros géneros como en la serie Lore, donde nos presenta una interesante y atractiva historia fantástica junto a T.P.Louise.

Atrás quedó una triste experiencia en WildStorm; Automatic Kafka una serie de 12 números que contaba con guiones de Joel Casey y que cerró a los 9 números.

Actualmente está trabajando en varios proyectos a la vez, aunque destaca su trabajo en la miniserie Zombies vs Robots. También ha publicado varias recopilaciones de sus portadas en las antologías “Fanta” editadas por IDW.

Este enero pasado ha visto la publicación de su nueva serie regular, D'Airain Aventure, un título que ilusiona especialmente a un artista que ha demostrado que ama su trabajo y que disfruta con él.

Artículo escrito y publicado originalmente por Norma Editorial