Dentro de la colección Batman Confidencial se publicó esta pequeña maravilla llamada “Batman: La Gata y el Murciélago” cocreada por dos mentes de “enfermos y retorcidos” seres como Fabian Nicieza y Kevin Maguire. No la podéis perder.

Batman: La gata y el murciélago   
Edición original: Batman Confidential núms. 17 a 21 USA
Guión: Fabian Nicieza
Dibujo: Kevin Maguire
Tinta: Kevin Maguire
Color: I.L.L.
Formato: Libro cartoné, 128 págs. a color.
14,95€

A Barbara Gordon le han robado delante de sus narices el cuaderno de su padre, el comisario de la policía de Gotham City. La ladrona no es otra que Catwoman, que no sospecha que la joven bibliotecaria es Batgirl, la flamante aliada de Batman en su lucha contra el crimen. Comienza así una trepidante persecución por las azoteas de la ciudad en que las dos mujeres intentan hacerse con un trofeo que ni siquiera saben descifrar…

Unos años atrás en DC Cómics crearon la antología Batman Confidential, donde autores de gran calado podrían dar su versión de Batman y, de paso, dejar su granito de arena en la batfranquicia, y su tarjeta de presentación. El caso es que una de esas historias reunió a un equipo de oro, el formado por Fabian Nicieza y Kevin Maguire, que ya habían firmado varias historias hasta la fecha y que se encargarían de firmar más.

En Batman: La gata y el murciélago básicamente vemos cómo Batgirl conoce a Catwoman y tras un par de “cruces” veremos cómo aparece Batman para trastocar toda la acción y llevar la aventura a un final que casi parece propio de aquella Liga de la Justicia que el bueno de Maguire dibujase décadas atrás.

Batgirl se siente insegura como justiciera y no está segura de que su padre, el Comisario Gordon, no sepa la verdad sobre su identidad secreta, o la de Batman, por lo que robará la libreta de investigador de su padre para descubrirlo. Desgraciadamente Catwoman tiene el mismo encargo: robar la libreta, y ninguna de las dos está dispuesta a aclarar las cosas, por lo que pasan los primeros números peleando por la libreta, que perderán, ambas, hasta que llega Batman a poner un poco de paz y a lograr que ambas mujeres hagan causa común, aunque no hagan las paces.

Estamos ante la típica historia con un McGuffin de libro con el que Fabian Nicieza nos demuestra que su único interés es ver como resulta la mezcla de caracteres de dos personajes tan distintos entre sí y cómo reaccionarán ante la luz, Batman. Creedme, olvidaos de la libreta, lo que importa es cómo se va complicando la trama, como se va haciendo cada vez más obvio que las heroínas deben unir fuerzas… aunque al final lo hagan a su manera.

Pero, y aquí me toca desvelar mi fetichismo, estamos ante Kevin Maguire, uno de los mejores, sino el mejor, dibujante de expresiones faciales del medio y que, además, es también capaz de dibujar mujeres a la altura de Adam Hughes pero añadiendo la expresividad lo que convierte a sus dibujo en mujeres realmente impresionantes y las protagonistas de Batman: La gata y el murciélago

Son Batgirl y Catwoman. Nada más que declarar, su señoría.

En cuanto a la edición de ECC es un cartoné en el que recoger lujosamente esta breve, divertidísima y magníficamente dibujada historia.

En definitiva, puede que Batman: La gata y el murciélago no esté relacionada con ningún gran momento de la mitología de Batman, pero es una de esas historias que todos deberíamos tener y leer, para saber cómo deberían dibujarse los cómics.