Elly Conway es la solitaria autora de una serie de novelas de espionaje superventas, cuyo mayor placer en la vida es una velada en casa frente al ordenador en compañía de su gato Alfie. Pero, cuando la trama de uno de sus libros –centrada en el agente secreto Argylle y en su empeño en sacar a la luz un sindicato del crimen a nivel global– empieza a ser un reflejo real de acciones encubiertas de una auténtica organización de espías, las tranquilas noches en casa se convertirán en cosa del pasado.