Después del «E.T.» de Spielberg, pero antes de «Expediente-X» o la reciente «Paul», un desenfadado alienígena peludo del planeta Melmac aterrizó en la televisión, donde la serie «Alf» se emitió por la cadena NBC entre 1986 y 1990. Acogido por los Tanner, una clásica familia de clase media americana, el alien escondido persiguió al gato Lucky, aterrorizó a los vecinos Raquel y Trevor y causó mil y un problemas a su familia durante más de cien episodios inolvidables para toda una generación.