El teniente Harp, un piloto de drones caído en desgracia por desobediencia, es destinado a una zona altamente militarizada. Allí trabaja para el capitán Leo, el oficial androide encargado de localizar un dispositivo apocalíptico antes que los insurgentes.