Ya tenemos cartel para la 31ª edición del Salón Internacional del Cómic de Barcelona. Es obra del dibujante asturiano Alfonso Zapico, finalista del premio a la Mejor Obra de Autor Español de la edición del 2011, ganador del Premio Josep Toutain al autor revelación del Salón del Cómic 2010 y Premio Nacional de Cómic del año 2012 por “Dublinés”, y se inspira en la Barcelona de la Exposición Universal del año 1929.

El Salón Internacional del Cómic de Barcelona es un poco ecléctico en la elección de los autores del cartel del certamen. Entre los últimos dibujantes e ilustradores elegidos para dar forma a la imagen podemos encontrar a autores de la talla de Paco Roca en el 2012, Rubén Pellejero en el 2011, Ana Miralles en el 2010, David Rubin en el 2009,… pero el critero de elección de estos profesionales no sigue una línea recta. En ocasiones el autor del cartel ha sido el galardonado con el Gran Premio del Saló del año anterior, en ocasiones ha sido el galardonado con el premio a la Mejor Obra de la edición anterior, en ocasiones Ficomic ha elegido un autor al azar, en ocasiones el responsable del cartel ha repetido en más de una edición, y en ocasiones el autor había recibido algún galardón en ediciones anteriores del certamen. 
En la edición del año 2012 el elegido es el dibujante asturiano Alfonso Zapico (Blimea, 1981), flamante ganador del Premio Nacional de Cómic del año 2012 por su “Dublinés”, que para dar forma al cartel se ha inspirado en la Barcelona modernista de la Exposición Universal de 1929 que se celebró en la montaña mágica de Montjuïc.

image1

El cartel de la 31ª edición del Salón Internacional del Cómic de Barcelona es obra del dibujante asturiano Alfonso Zapico (Blimea, 1981). Según el autor “El cartel es un guiño a la Barcelona de la Exposición Universal de 1929, una recreación con varias interpretaciones: por un lado es coherente con mi marca de autor, dentro del terreno del cómic histórico, siempre a caballo entre el siglo XIX y el XX. 
Por otro lado es un viaje al pasado, con el referente inevitable de la Cultura, materia siempre sensible en tiempos de ajustes económicos, pero que ha dado a Barcelona su identidad y transformado sus calles a lo largo de los siglos “Las Torres Venecianas, por ejemplo, son una herencia de aquella Exposición Universal”
Sobre los personajes añade “Estos cómics en manos del caballero y la dama, cómics que vende el pequeño repartidor, hacen referencia a la universalización y madurez de este medio, de este lenguaje, que ha traspasado fronteras temporales, clases sociales y prejuicios pasajeros, para formar parte de nuestra Cultura universal de hoy”. 

Zapico realizó estudios de ilustración y diseño en la escuela de arte de Oviedo, sus primeros trabajos profesionales en el mundo del cómic vieron la luz en Francia: La guerra del profesor Bertenev (Editions Paquet, 2006 y publicada en España por Dolmen Editorial), ambientada en la guerra de Crimea y que recibió el Prix BD Romanesque en el FestiBD Ville de Moulins en el 2007 y el Premio Josep Toutain al Autor Revelación del Salón del Cómic de Barcelona 2010. En el 2008 publicó Café Budapest, editada por Astiberri, que aborda el conflicto árabe-israelí y que fue galardonada con el Premio Haxtur a la mejor obra de 2008. En el 2009 participó en otro volumen colectivo junto a los dibujantes Daniel Acuña, Fernando Baldón, Toni Carbós, Carlos Sofía Espinosa, Javier Fernández, Bernardo Muñoz, Javier N.B., y Rubén y con guion de Javier Cosnava: Un buen hombre, sobre la vida cotidiana de los oficiales de la SS a las afueras de un campo de concentración. 
La obra Dublinés, que retrata la vida del escritor James Joyce, le ha valido un gran reconocimiento además de ganar el Premio Nacional del Cómic del Ministerio de Cultura 2012. Posteriormente, ha publicado La ruta de Joyce, concebido como un cuaderno de viaje. Ambas obras han sido editadas por Astiberri. 
Además de cómic, realiza trabajos gráficos para diversas editoriales. Colabora asimismo con el diario La Nueva España y otros periódicos regionales, y lo ha hecho con la revista de cómic en asturiano El Gomeru y con el semanario Les Noticies con una tira titulada Les pites de Grau. Alfonso Zapico reside actualmente en la Maison des auteurs de Angulema, donde trabaja en varios proyectos de cómic.

Más información en www.ficomic.com