Una de las series aparecidas con motivo de las «Secret Wars« y que menos me llamaba la atención era la de «Thors«. Creía que sería una chorrada para juntar a varios Thor, que se diesen de tortas y que los fans tuviésemos un arrebato de nostalgia… No me entendáis mal, todo eso sucede, pero también tenemos una serie muy bien escrita y dibujada con una de las historias más interesantes de todo este evento.

Thors-introThors 1-4 – Secret Wars
Edición original: Thors 01-04 USA
Guión: Jason Aaron
Dibujo: Chris Sprouse
Color: A color
Formato: Comic-book, 24 págs. color.
1,95€

Una colección ligada a “Secret Wars”. Continúa la saga de las fuerzas policiales del Mundo de Batalla. Más asesinatos, más misterios, más versiones de Thor… como por ejemplo, el Thor Groot. Y quizá un vuelco en el caso, después de la aparición de un sorprendente sospechoso.

Con motivo de las Secret Wars Marvel aprovechó para dar rienda suelta a alguno de sus mejores guionistas para que jugasen con los personajes, e historias, de la Casa de las Ideas. No había excesivas reglas, cada cual podía jugar a su juego y entregarnos, o bien recreaciones de momentos pasados de los personajes o de Marvel, o bien jugar su propio juego. Jason Aaron, Chris Sprouse y Goran Sudzuka decidieron recrear a Thor como un cuerpo policial al servicio de Dios Muerte y ponerlos a investigar la muerte de una extraña… y de uno de ellos. No es que sea una historia demasiado original pero nos permitía darnos un buen paseo por el Mundo de Batalla de las Secret Wars y contemplar a todas las versiones posibles que se os ocurran de Thor interactuando al servicio de uno de los peores enemigos del Universo Marvel.

Hay que reconocer que estamos ante una de las mejores mini-series de la Secret Wars, Thors aprovecha muy bien el género policial para adentrarse en el misterio de quién asesinó a las Jane Foster (ups, spoiler) y a Billy Rayos Beta, y lo hace dando protagonismo al Ultimate Thor y a Thor el indigno, con un Chris Sprouse que, por suerte, ya venía entrenado de los Top Ten de Alan Moore y que nos ofrece unas páginas a la altura del gran trabajo de Aaron, aunque deba recurrir a la ayuda de Goran Sudzuka para entregar a tiempo. Además Thors nos ofrece esa reaparición de Loki como «sospechoso habitual» que es… sencillamente genial.

El único problema que tengo con Thors es que me quedo con las ganas de ver más números de esta serie, de ver cómo avanzaría la trama, de ver qué llevó a Thor el indigno a la pérdida de su status… de más, y es que esto me ha dejado con muuuchas ganas de más Thors… lo que no sé es si el futuro nos ofrecerá, de nuevo, a todo este conjunto de personajes… espero que sí.