Wes Anderson es ‘raro’. Como el griego Giorgos Lanthimos, Spike Jonze, David Lynch, Abel Ferrara, el polémico danés Lars von Trier o David Cronenberg, son directores de un género inclasificable, adorados por algunos críticos, elevados a los altares por un montón de eruditos y hipsters, pero ignorados por el público más mayoritario. No, ni los unos ni los otros tienen razón. A veces acierta,… y a veces no.

El tejano Wesley Mortimer Wales ‘Wes’ Anderson (Houston, 1969) se ha labrado un gran prestigio mediante una carrera coherente sostenida sobre una filmografía sólida y singular, una lista muy corta de títulos minoritários (éste “The Grand Hotel Budapest” es solamente su octavo largometraje) como “Los Tenenbaums: Una familia de genios”, “The Life Aquatic with Steve Zissou”, “The Darjeeling Limited”, “Fantastic Mr. Fox” o “Moonrise Kingdom”. Y siempre rodeado de un elenco de actores de primer nivel que, como suele suceder con el neoyorkino Woody Allen, estan deseando trabajar a sus órdenes.
Protagonizada por Ralph Fiennes, Owen Wilson, Bill Murray, Jason Schwartzman, Edward Norton, Adrien Brody, Jude Law, Saoirse Ronan, Jeff Goldblum, Willem Dafoe, Tilda Swinton, F. Murray Abraham y Mathieu Amalric, “The Grand Hotel Budapest” nos narrará como Gustave, el conserje de un hotel europeo durante la época de entreguerras toma bajo su tutela a Zero Mostafa, un joven empleado y lo convierte en su protegido, mientras en el mismo establecimiento se producirá el robo de una pintura renacentista de gran valor y la lucha de una familia por hacerse con una enorme fortuna.
No, el cine de Wes Anderson no es recomendable para todos los públicos, y su particular sentido del humor no es apto para todos los paladares. Sus películas son diferentes a la corriente mainstream, son experimentos que prueban lenguajes nuevos e innovadores, no aptos para todos los paladares. Este director, un constructor de mundos fugaces, poeta de historias abstractas y personajes heridos, nunca conseguirá clavar una pica en el reino del establishment hollywoodiense,… pero es que tampoco tiene la menor intención de hacerlo.

{youtube}1Fg5iWmQjwk{/youtube}