No puedo negarlo: la historia que cuenta «8 apellidos vascos» me ha hecho gracia y el actor protagonista, un habitual de los monólogos de «El Club de la Comedia«, me cae simpático. Son solamente dos factores que pueden ayudar a que esta propuesta de Emilio Martínez Lázaro sea uno de los sleepers inesperados de la temporada cinematográfica.

El cine español no es tan malo como lo pintan, aunque hay mucha medianía sobrevalorada que tapa con sus imperfecciones trabajos humildes y bien hechos. Y donde el cine español tiene cierta capacidad es en la comedia inteligente, como han demostrado recientemente Álex de la Iglesia («Las brujas de Zugarramurdi») o Javier Ruiz Caldera («3 bodas de más»), por poner un par de ejemplos.
Con el trailer de «8 apellidos vascos», por ejemplo, a mi me han seducido. Protagonizada por Clara Lago, Dani Rovira, Carmen Machi, Karra Elejalde, Alfonso Sánchezy Alberto López, la película de Emilio Martínez Lázaro («El otro lado de la cama») cuenta la historia, escrita por Borja Cobeaga y Diego San José («Pagafantas», «No controles»), de como Rafa, un andaluz de pura cepa, nunca ha tenido que salir de su querida Sevilla para conseguir lo que más le importa en la vida: el fino, la gomina y las mujeres. Hasta que un día todo cambia cuando aparece la primera mujer que se resiste a sus encantos: Amaia, una vasca. Rafa, decidido a conquistarla, viaja hasta un pueblo de la Euskadi profunda. Allí, para conseguir a Amaia hará lo que haga falta, hasta hacerse pasar por vasco.

{youtube}1gxXryzD42w{/youtube}