Posiblemente “Las Aventuras de la Princesa y el Señor Fu. La Cosa de Debajo de la Cama” vaya a ser uno de los libros más vendidos de Octubre. Y es que contar con los guiones de Patrick Rothfuss (“El Nombre del Viento” y “El Temor de un Hombre Sabio”) es toda una garantía, a la que se suman las ilustraciones de Nate Taylor.

Las Aventuras de la Princesa y el Señor Fu. La Cosa de Debajo de la Cama

Guión: Patrick Rothfuss 
Ilustración: Nate Taylor
ISBN: 9788401353420 
Plaza & Janés
72 páginas 
Tapa dura, b/n 
14.90 €

Plaza & Janés presenta "Las Aventuras de la Princesa y el Señor Fu. La Cosa de Debajo de la Cama"

Oscuro, siniestro, con un humor negro. Este libro nacido de la imaginación más juguetona y maliciosa de Patrick Rothfuss y acompañado de las ilustraciones de Nate Taylor es un regalo para adultos. Una historia que trae a la memoria los cuentos clásicos, con una encantadora princesita y su osito de peluche de apariencia adorable, el señor Fu, que viven en un mundo maravilloso, de aventuras y juegos, empañado sólo por la «cosa de debajo de la cama».

Este no es el Patrick Rothfuss de “El nombre del viento” y “El temor de un hombre sabio”. Es un libro completamente distinto, con el que descubrimos su faceta más juguetona y maliciosa y, como siempre, inteligente.

Advertencia: Este NO es un libro para niños. Detrás de un título dulce y una encantadora portada se esconde un libro para adultos con un delicioso humor negro.

«Érase una vez una Princesa que vivía en un castillo de mazapán…» No os dejéis engañar por el dulce título, la deliciosa portada ni la frase con la que empieza esta historia. Como explica el propio autor:

«Esto no es un cuento para niños.

»Parece un cuento para niños. Tiene ilustraciones. Tiene un título almibarado. Los protagonistas son una niña y su osito de peluche. Pero todo eso solo es una fachada. En realidad, esto es un cuento para adultos con un sentido del humor un tanto siniestro que sepan apreciar los cuentos de hadas de los de antes.

»El cuento tiene tres finales diferentes. Según donde pares de leer, te quedas con una historia completamente diferente. Hay un final dulce y otro horrible. El último es el final de verdad, el que te clava los dientes.

»Las aventuras de la Princesa y el señor Fu da un giro macabro a los cuentos infantiles ilustrados tradicionales. Yo lo veo como un cruce entre Calvin y Hobbes y Coraline, con algunos toques de Edward Gorey.

»Lo dicho: esto no es un cuento para niños.»