Sara Bellaiche, de la Policía de Toulouse, investiga una incursión de traficantes vinculada a un doble asesinato, que investiga Richard Cross, de la Policía de París. Sara y Richard deben colaborar, a pesar de sus métodos totalmente opuestos. Pronto se verán envueltos en una carrera contrarreloj por carreteras de España y Francia.