Tras multitudinarias manifestaciones y reuniones con el gobierno de Nueva Zelanda, la productora Warner Bros. ha confirmado que el rodaje de la próxima película de Peter Jackson “El Hobbit” se realizará en el archipiélago en lugar de trasladarlo a otros países con mejores condiciones fiscales.