Hace unos años nos aventuramos a calificar al director sudafricano-canadiense Neill Blomkamp y su particular estilo ‘cinéma vérité’, documentales ficticios que utilizan efectos naturalistas y realistas, como el Spielberg del siglo XXI, y tras la cálida acogida de su opera prima «District 9», las buenas críticas  de su segundo largometraje «Elysium» y las altas expectativas de su próximo trabajo «Chappie», solamente le faltaba un proyecto con mayúsculas para acercarse al Rey Midas de Hollywood. Y éste es la quinta parte de «Alien«, el clásico de la ciencia-ficción (o del género de terror, según otros) que se inició con «Alien: El Octavo Pasajero» de Ridley Scott del año 1979. La pesadilla de Ellen Ripley, enfrentada a los alienígenas xenomorfos ideados por H.G. Giger, no ha terminado y Blomkamp se encargará de ello.

image1