Este viernes pasado se destapó la polémica tras la decisión, “inteligente”, de la RAE de definir al manga como el “género de cómic de origen japonés, de dibujos sencillos, en el que predominan los argumentos eróticos, violentos y fantásticos“. Las reacciones no se han hecho esperar desde Ficomic y desde la AEAC.

Lo cierto es que, salvando el partido de España y la crisis, la noticia más comentada en el mundillo frikie, por encima de la publicación de “Danza de Dragones”, ha sido la desafortunada definición de manga por parte de la Real Academia Española en la que demuestran, una vez más, su estrechez de miras, y es que después de ver que no son capaces de definir tebeo, sólo lo definen como “revista infantil de historietas cuyo asunto se desarrolla en series de dibujos” o “sección de un periódico en la cual se publican historietas gráficas de esta clase”, obviando que, durante varias décadas tebeo era lo mismo que cómic, al que, por cierto, sí definen como “serie o secuencia de viñetas con desarrollo narrativo”. Lo que nos lleva a preguntarnos por qué son tan carcas, tampoco es como si les estuviésemos pagando el sueldo entre todos (que sí lo hacemos) y les pudiésemos pedir que tuviesen cierto respeto hacia nuestras aficiones, ¿no?

De todas formas la RAE se suele pegar patinazos de este estilo cada dos por tres, pero, en fin, es que cada vez que releo la definición de manga de la RAE flipo por lo carca e ignorante que es, una vez más: “género de cómic de origen japonés, de dibujos sencillos, en el que predominan los argumentos eróticos, violentos y fantásticos”, ¿no os parece una definición hecha por un niño de nueve años? ¿o por alguien que siente muy poco aprecio por el manga?.

Dejando aparte lo que pienso sobre esta definición os dejo con las reacciones de Emilio Gonzalo, presidente de la AEAC, y Carles Santamaria, director del Salón del Manga de Barcelona.

Comunicado de la AEAC acerca de la definición del concepto MANGA por parte de la RAE

A raíz de la definición que la Real Academia Española ha incluido del concepto MANGA en su nueva actualización, desde la Asociación Española de Amigos del Cómic no podemos sino expresar nuestra más sincera preocupación. Una preocupación, por otro lado, ajena totalmente a polémicas y reacciones viscerales. Para todos es evidente que una disciplina artística tan relevante, que tantas obras maestras universales nos ha regalado y que nos sigue deleitando a diario, no puede reducirse por una Institución tan distinguida a tan apabullante sencillez:

«Género de cómic de origen japonés, de dibujos sencillos, en el que predominan los argumentos eróticos, violentos o fantásticos».

Todos coincidimos en lo párvulo de semejante descripción. Pero no es fruto sino del desconocimiento. Desde la AEAC no creemos que haya mala intención en modo alguno, desde luego. Es, sencillamente, desconocimiento. El problema es la dejadez de la Academia, por lo visto poco o nada interesada en consultar a expertos las nuevas incorporaciones a esta lengua que es de todos. Ella ha de velar por la defensa de la Cultura en el más literal sentido de la palabra, y quienes luchamos porque el Noveno Arte sea así considerado, Cultura, estamos inevitablemente preocupados. Preocupados sin exaltaciones incendiarias.

Desde esa preocupación y no sin cierta decepción exigimos con firmeza la retirada de esta nueva entrada del Diccionario y su modificación inmediata, desde luego, pero consensuada con verdaderos conocedores de la materia. No es pedir mucho. Pero lo exigimos para el concepto MANGA del mismo que lo hacemos para cualquier otro erróneo o equivocado que demuestre la falta de interés de nuestros Académicos. Millones de voces lo piden. La RAE, como cualquiera de nosotros, puede equivocarse, y aquí lo ha hecho. Esperamos que sea capaz de rectificar de manera pronta y efectiva.

Emilio Gonzalo
Presidente de la AEAC

COMUNICADO SOBRE LA ABERRANTE DEFINICIÓN DEL MANGA DADA POR EL DICCIONARIO DE LA RAE

La definición que da el Diccionario de Real Academia Española sobre el Manga como “género de cómic japonés, de dibujos sencillos, en el que predominan los argumentos eróticos, violentos y fantásticos” es errónea en el concepto y denigrante en la caracterización. El manga es el nombre que recibe el cómic en Japón y cómo en el resto de países tiene una gran diversidad de géneros. A lo largo de su fructífera historia el manga ha dado auténticas obras maestras de diversos géneros teniendo en Osamu Tezuka a su gran referencia autoral tras la Segunda Guerra Mundial.

Reducir el manga a temática erótica, violenta y fantástica es dar una visión manipuladora y distorsionadora que muestra desconocimiento o mala intención en la redacción. Resulta vergonzoso que defina al manga como de “dibujos sencillos”, ya que si algo caracteriza al cómic japonés es la gran diversidad de estilos gráficos de una gran calidad y originalidad. Uno de los aspectos más bochornosos de dicha definición es que además parece resultar de una mala traducción de un texto sobre el manga que se encuentra en el Oxford Dictionaries Online.

El manga es una de las manifestaciones más dinámicas e interesantes de la cultura japonesa contemporánea y tal definición de la RAE es un auténtico insulto para la misma, así como para los profesionales que lo dibujan, editan y venden en librerías, como para los millones de lectores que tiene el manga en todo el mundo. Por todo ello, se debe exigir la retirada inmediata de tal aberrante definición en el diccionario de la RAE y que una comisión de expertos en manga pueda aportar una definición objetiva y clarificante sin coste alguno.

Carles Santamaria
Director del Salón del Manga de Barcelona
Director del Salón Internacional del Cómic de Barcelona