El futuro Museu del Còmic i la Il.lustració de Catalunya, en Badalona, cuyas obras están paradas, se está reestudiando. En palabras del conseller de Cultura de la Generalitat, Ferran Mascarell, se está replanteando el proyecto para que reúna además del cómic y la ilustración a otras industrias relacionadas con el medio, como los videojuegos y la animación.