First man es una película de buena factura e interesante que nos transmite la claustrofobia y el peligro de los viajes espaciales en la década de los sesenta del siglo XX.

El director, Damien Chazelle, ha hecho un biopic de la vida de Neil Armstrong. Con Armstrong y su mujer Janet como protagonistas principales. La película gira entre la vida personal de Armstrong y sus misiones con la NASA: X-15, proyecto Gémini y proyecto Apollo.

El director consigue mantener el ritmo y la tensión a lo largo de las dos horas y veinte que dura la película, aunque algún rato se rompa ligeramente.

La fotografía de la película es excelente especialmente en las escenas de las misiones Gémini VIII y Apolo XI.

Como actor principal tenemos a Ryan Gosling en el papel de Neil Armstrong, y a Claire Foy como Janet Armstrong. Ambos hacen buenas actuaciones aunque sobresale Foy sobre Gosling.

De secundario tenemos al protagonista de la serie Edición Anterior, Kyle Chandler, haciendo un papel similar al de Kevin Costner en Figuras Ocultas.

La película en general es un buen biopic, adecuado a una figura como Armstrong, aunque sobren ciertos sentimentalismos que no ayudan a la trama en nada como la muerte de la hija de Armstrong, Karen.

La película no decepcionará a quién le gustara Whiplash y sí probablemente a quién le gustara La la Land, por nombras las dos películas por las que es conocido Chazelle.