Un “beekeeper” es un operativo de alto nivel a quien solo se recurre en situaciones extremas de emergencia nacional. Cuando el agente retirado Adam Clay se pone en marcha de forma independiente después de descubrir una conspiración en las más altas esferas del gobierno, ningún mecanismo de seguridad puede evitar que utilice todos sus recursos para hacer justicia.