¡Nos os volveré a fallar!”, grita Aquaman a un enorme banco de peces en una espectacular doble página, incluida en este tomo de ECC titulado La muerte de un rey, que viene a completar la etapa del guionista Geoff Johns que comenzó con Fosa y continuó con Los otros, en esta recopilación en tapa dura.

Aquaman: La muerte de un rey
Edición original: Aquaman núms. 0, 14, 17-25 USA
Guión: Geoff Johns, John Ostrander
Dibujo: Manuel García, Paul Pelletier, Ivan Reis, Joe Prado
Tinta: Sean Parsons
Color: Rod Reis
Formato: Libro rústica, 264 págs. a color.
27€

“¡No os volveré a fallar!”

Tras un gravísimo conflicto que ha enfrentado a Atlantis con el mundo de la superficie, el rey Arthur, más conocido como Aquaman, retoma su actividad como monarca de los siete mares… pero ¿qué ocurrirá cuando aparezca un ser de inmenso poder que pone en duda la legitimidad del trono?

Tras Aquaman: La Fosa, Aquaman: Los Otros y la edición en tapa dura de Liga de la Justicia: El trono de Atlantis, damos continuidad a la reedición de la etapa de Geoff Johns e Ivan Reis al frente de Aquaman. Una de las series más destacadas del nuevo Universo DC con la que el popular equipo creativo convirtió explotó todo el potencial del personaje.

Aquaman es un personaje que siempre ha vivido a la sombra de los pesos pesados de DC. Ha tenido alguna etapa digna de mención como la que guionizó Peter David a mediados de los 90. Donde más ha destacado ha sido en series de dibujos animados para la pequeña pantalla, como aquella The Superman/Aquaman Hour Adventure (1967-1970) y su destacado papel en Super Friends (1973-1986) compartiendo aventuras con Batman y Superman.

Aquaman fue presentado en sociedad en More Fun Comics número 73 de la mano de Paul Norris y Mort Weisinger en 1941, en plena Edad de oro de los cómics. Verían potencial al personaje, y no dudaron en hacerlo miembro fundador de La liga de la Justicia a finales de los 50. Siempre se trató a Aquaman en tono humorístico o al menos poco serio, haciéndole convivir ridículamente con todo tipo de habitantes marinos. Fue la Crisis en Tierras Infinitas la que le trajo aires de renovación, y ya en los 90 sufrió un cambio de look a la par que el tono de sus aventuras, más grave y épico, provocándole una pérdida de un brazo que sería su rasgo característico más acentuado (junto con su poblada barba) durante aquellos tiempos como Rey de Atlantis en las viñetas.

Tras vivir la saga La Noche más oscura y su consecuencia, El día más brillante, DC optó por relanzar todos los títulos de su línea de superhéroes con The New 52. Aquaman fue una de las beneficiadas con el relanzamiento, ya que auténticos pesos pesados dentro de la editorial tomaron las riendas del título. Geoff Johns, Ivan Reis y Joe Prado.  El personaje volvió a su aspecto insulso y primitivo, siendo Aquaman el hijo medio humano de Tom Curry y Atlanna, que ahora reside en la Bahía de Amnesty junto a Mera. La aparición de unas criaturas surgidas de una fosa submarina que empiezan a secuestrar a los habitantes del pueblo, hará que héroe y heroína tomen cartas en el asunto. Esta historia completará el primer arco. El segundo, titulado Los otros, nos narra una historia desconocida del personaje antes de unirse a la JLA. Perteneció a un grupo de “héroes” singulares llamo Los Otros. Este interludio nos lleva al siguiente arco, espectacular, y nos trae a Manta Negra, uno de los enemigos más icónicos del Atlante.

El presente tomo arranca el número 14, que corresponde a un cruce con la serie La Liga de la Justicia, El trono de Atlantis y que sirve de prólogo La muerte de un rey, así que es recomendable acercarse a alguna recopilación del super grupo para no perderse en la historia. Antes de eso, el tomo incluye el número 0, (la editorial se vio obligada a explicar los orígenes de los personajes que nos trajo renovados The New 52). Ivan Reis se encarga de la parte gráfica.

Tras estos dos números que sirven para tomar aliento, comienza una de las sagas más ambiciosas jamás realizada con Aquaman en el ojo del huracán, que abarca los números 17 a 25 (bueno, el 20 va aparte). En el cruce mencionado con la JLA, aparecieron varios personajes que resultarán capitales en La muerte de un rey, Orm, rey de Atlantis y medio hermano de Aquaman y Vulko, a quien el héroe creía su amigo. Una serie de avatares provocó un conflicto gravísimo entre el mundo de la superficie y la propia Atlantis, a la que han atacado de manera sibilina. Tras averiguar quién provocó semejante desmadre, detiene a Vulko y destierra a su hermano, tomando el trono de Atlantis. Pero no reinará tranquilo, pues muchos de sus súbditos se oponen a su causa. Y enemigos con los que no contaba asoman por el horizonte, como el carroñero o Xebel. La puntilla la pone el extraño Rey Difunto, una de las más peligrosas amenazas a las que se enfrentará Aquaman. Vulko descubrirá un secreto sobre el origen de Atlantis que sorprenderá al personaje. La participación de Mera en esta aventura será decisiva. Y no cuento más detalles, por no reventar la trama de una épica y espectacular saga que rubrica con buena nota la estancia de Geoff Johns en la colección. Deja un final abierto que se anuncia continuará en Liga de la Justicia.  Sin duda otro acierto en este “final” es la incorporación de Paul Pelletier, que empezó su carrera en los 80 con un estilo que bebe de artistas como Alan Davis o John Byrne. Creo que este es uno de sus mejores trabajos hasta la fecha, regalándonos dobles páginas o splash pages de auténtico espectáculo. El mar está recreado como nunca, también gracias al color usado. Aunque no sea el mejor narrador, el mayúsculo trabajo que ha dedicado a cada una de las páginas hacen que mirar este comic sea una grata experiencia. La galería de bocetos, situada al final del volumen, demuestran su oficio y su dedicación.

El número 20, un fill-in con Los Otros, del veterano John Ostrander con dibujos de Manuel García, que nos cuenta otra aventura de los Otros (bastante insustancial) se ha colocado al final del arco para no entorpecer su lectura, lo que me parece un acierto.

Con el final de esta historia, Geoff Johns cedió la máquina de escribir a Jeff Parker, y nos dejó 25 excelentes números que hicieron grande a este personaje. No me extrañaría que la película de Aquaman que estrenarán este año beba de estos cómics, aunque Momoa no se parezca en nada al Atlante de The New 52.