El director Andrew Stanton, encajando con mucho sentido del humor las durísimas críticas por los resultados en taquilla de su última película «John Carter«, uno de los fracasos más grandes de la productora Walt Disney Pictures en los últimos años, ha desvelado las causas de la debacle.

La productora ha estimado que tendrá unas pérdidas de unos 200 millones de dólares solamente en el primer trimestre del 2012, para una producción de 250 millones de presupuesto. ¿Cómo se disparó el presupuesto de la película hasta esta escalofriante cifra? Andrew Stanton responde en Twitter: «Al contrario de la creencia popular, en ésto es donde se fue la mayor parte de inversión en efectos visuales de John Carter«. Afortunadamente, aún los hay con capacidad de autocrítica.

image1