Un mes al año, cinco amigos muy competitivos se lanzan a un juego de “tú la llevas” donde todo vale, y al que han jugado desde el primer año de colegio. En él que arriesgan sus vidas, sus empleos y sus relaciones sentimentales para derrotar al otro en la batalla y gritar: “¡Tú la llevas!” Este año, el juego coincide con la boda de su único jugador todavía no vencido, lo que lo convertiría en un blanco fácil. Pero él sabe que los demás van a por él… y está listo.