linea_separadora

En Disney están tan contentos con la taquilla de «Star Wars VII: El despertar de la Fuerza» en Navidades (casi 1.900 millones de dólares ayer) que han decidido cambiar los planes que tenían para la siguiente entrega, la segunda de la nueva trilogía: el Episodio VIII pasará de estrenarse el 26 de mayo de 2017 al 15 de diciembre de 2017. Así que la película dirigida por Rian Johnson se retrasará casi siete meses por un motivo tan justificado como el de hacer más caja.

No sé a vosotros pero a nosotros no nos hace demasiada gracia. Se hubiese entendido si fuese por motivos de rodaje, de mejora de los FX, por lesión de Harrison Ford… pero que lo hagan única y exclusivamente porque han visto que es una buena fecha para la taquilla… En fin, esperamos que preparen algo bueno para el 40º aniversario de “A New Hope”, aunque el mejor homenaje hubiese sido el estrenar la nueva película el mismo día que se estrenó la cinta que dio origen a todo. Esperemos que el estreno de estas pròximes Navidades, «Star Wars: Rogue One» sirva para calmar nuestro cabreo.

linea_separadora