Panini Cómics nos regala “Skybourne“, una historia guionizada y dibujada por Frank Cho, un proyecto de propiedad intelectual propia con la que el autor vuelve a demostrar la calidad de su dibujo.

"Skybourne" (Frank Cho, Panini Cómics)Skybourne 
Edición original: Skybourne 1 a 5 USA
Guión: Frank Cho
Dibujo: Frank Cho
Color: Marcio Menyz
Formato: Libro cartoné, 144 págs. A color.
18€

Tras su milagrosa resurrección, Lázaro tuvo tres hijos: Abraham, Thomas y Grace. Todos fueron bendecidos con fuerza sobrehumana, piel impenetrable e inmortalidad. Todos ellos en el presente. Frank Cho (Salvaje Lobezno) ha decidido contar su historia.

Antes de nada dejadme desinflar vuestros ánimos, Skybourne es tan sólo una miniserie de 5 números, por el momento no hay más material que llevarse a los ojos, lo que no deja de ser una lástima porque Skybourne es, también, una obra de autor realmente espectacular en la que el dibujo de Frank Cho se impone sobre el guión de Frank Cho. Ninguna sorpresa, era de esperar que el dibujante surcoreano-estadounidense impusiese su dibujo sobre prácticamente cualquier guión, aunque la historia es interesante al establecer que Lázaro tuvo tres hijos (Abraham, Thomas y Grace) y así se creó un nuevo subpanteón de ¿dioses? ¿semidioses?. El caso es que después de una larga, laaaarga, existencia uno de los hermanos busca su fin.

"Skybourne" (Frank Cho, Panini Cómics)Curiosamente un ser mitológico, Merlín, también parece estar buscando su fin en una misión por encontrar la mítica espada Excalibur y utilizarla con no demasiadas buenas intenciones, lo que llevará a cierta organización ultrasecreta antaño perteneciente al Vaticano se involucre para traer de regreso a Thomas de su retiro, especialmente después de que Merlín mate, con Excalibur, a Grace.

Como veis tampoco es que la trama sea demasiado compleja, es inevitable un enfrentamiento entre Thomas y Merlín, aunque lo que importa es ver cómo lo adereza Frank Cho. Para empezar este Merlín, y su historia, parecen sacados de la mejor adaptación artúrica de la historia: Excalibur, lo que siempre le da un toque de distinción a ojos de los fans veteranos. Cho es un fan como nosotros y no le duelen prendas en tirar de bestias mitológicas y, de paso, darnos una lección sobre cómo dibujar fluida y narrativamente mientras recreas la gracilidad y peligrosidad con la que criaturas así se moverían. De hecho viviremos un momento visual que nos levantará alguna carcajada.

Argumentalmente Skybourne no es nada del otro jueves, con referencias frikis, con una historia que tampoco es que sea el colmo de la originalidad (aunque le podía haber sacado más partido a lo de ser hijos de Lázaro) y con la duda de qué habrá pasado con el tercer hermano, Abraham, Skybourne se devora con admiración pausada ante prácticamente cada viñeta. Y es, precisamente, en lo gráfico donde Frank Cho nos hace el regalo de dibujar estos 5 números para BOOM! Studios y de maravillarnos con uno de los autores más completos que existen dentro del género.

En Skybourne Cho vuelve a demostrar que es un maestro de la narrativa, de la composición, la espectacularidad y, cómo no, de saber dibujar el mundo animal como nadie. Repito, como nadie. En estos cinco números, todo el material hasta la fecha, nos enamoramos de las historias de Thomas y Grace, donde lo místico se combina con lo moderno para ofrecernos historias realmente ágiles y amenas.

Por cierto, dado que Panini se está animando a publicar en formato “Millarworld” (cartoné, buen tamaño, papel de calidad) obras de este tipo habría que votar por publicar el World of Payne de Cho y Tom Sniegoski, una de esas joyas de fantasía urbana que tanto me gustan.

En definitiva, puede que Skybourne no os conquiste por su sesuda historia, pero su combinación de historia ágil y el dibujo de Fran Cho hará maravillas en vuestras pupilas.

"Skybourne" (Frank Cho, Panini Cómics)

Por favor, deleitaros con esta página doble.